El periodista ecuatoriano César Ricaurte negó las acusaciones de su colega argentino Herman Schiller, quien rechazó hoy el Premio a la Libertad de Expresión Nacional de la editorial argentina Perfil por coincidir en los galardones con él.

En una carta enviada a la editorial, Schiller describió a Ricaurte como "un conocido provocador golpista" que está "jaqueando al gobierno constitucional de (Rafael) Correa".

Por su parte, Ricaurte dijo que esa misiva "es una muestra de sesgo impropio de alguien que respeta la libertad de expresión como un derecho humano fundamental y no sorprendería que en poco tiempo aparezca como un mensajero usado para seguir descalificando y persiguiendo a los periodistas ecuatorianos".

Ricaurte dijo haber denunciado los cierres "masivos" de medios en Ecuador y los juicios contra ellos, el discurso "estigmatizante", la "criminalización" de la opinión y de la protesta social, y la "manipulación" de la justicia.

El periodista acusó a Schiller de tener "una visión sectaria y nada democrática" al considerar que esas acciones de Correa son medidas correctas en favor de las masas.

Schiller reveló que en un primer momento le comunicaron que el Premio a la Libertad de Expresión Internacional iba a ser recibido por el fundador de la organización Wikileaks, el australiano Julian Assange, pero que luego le informaron que sería Ricaurte.

"Pese a que la vocera de la editorial me insistió con mucha cordialidad que se trata de 'dos premios distintos', el hecho de ser otorgado en una misma ceremonia (...) me inhibe de participar y compartir el acto con alguien que se encuentra en las antípodas de mi filosofía existencial y de mi accionar político", agregó.

Ricaurte, uno de los periodistas más criticados por Correa, es director ejecutivo de la Fundación Andina para la Observación y Estudios de Medios (Fundamedios).

El galardonado y Fundamedios se convirtieron en blanco de las críticas del presidente después de una audiencia en Washington en 2011 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la que acusaron al Gobierno de ataques "sistemáticos" a la prensa.

El pasado mayo, con motivo del Día Internacional de Prensa, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, citó las "amenazas y hostigamiento" sufridos por Ricaurte y pidió al Gobierno de Ecuador que respete la libertad de prensa.

En respuesta, Correa afirmó que es una "vergüenza" que Obama respalde a periodistas "informantes", en referencia a unos cables de la Embajada de Estados Unidos en Quito filtrados por la organización WikiLeaks en los que se citaba información de Fundamedios.

Ricaurte, quien ha trabajado para medios como El Comercio, Diario Hoy, Vistazo, Mundo Diners, Radio Visión de Quito y El Universo, recibió en agosto el Gran Premio SIP a la Libertad de Prensa concedido por la Sociedad Interamericana de Prensa.

En anteriores ediciones, los Premios Perfil a la Libertad de Expresión Internacional reconocieron entre otros a la bloguera cubana Yoani Sánchez y al egipcio Ayman Muhaeldin.

Herman Schiller, fundador de revista Nueva Presencia y del Movimiento Judío por los Derechos Humanos, trabajaba en la emisora porteña Radio Ciudad con su programa "Leña al fuego", declarado de Interés Cultural de la Ciudad por la Legislatura de Buenos Aires, pero cancelado el pasado mayo.