El capitán del equipo chileno de Copa Davis, Belus Prajoux, que se encuentra en Nápoles (Italia) para disputar la eliminatoria por la permanencia en el Grupo Mundial, afirmó hoy que "toda la presión la tienen los italianos porque están obligados a arrasarnos y eso esperamos poder revertir".

"Esperamos que las cosas se nos den. No tenemos nada que perder, vamos a jugar de chico a grande. Los muchachos saben eso", apuntó Prajoux a la radio Cooperativa.

El duelo entre Guillermo Hormazábal, en el puesto 289 de la ATP, y Andreas Seppi, número 28 y vencedor este año en Belgrado, abrirá la serie mañana a las 11.15 hora local (09.15 GMT).

"Va a entrar directo a la cancha con una pelota que va a estar muy pesada, dicen que va a estar lloviendo desde el mediodía", dijo Prajoux, que en 1976 formó parte del equipo chileno que alcanzó la final de esta competición.

El número uno chileno, Paul Capdeville, será la otra raqueta de individuales del equipo sudamericano para la primera jornada. Su rival será Fabio Fognini.

"(Capdeville) está contento, porque dice que cada vez que ha jugado de segundo ha ganado y eso es muy importante para su confianza y mentalidad", concluyó el capitán chileno.

El sábado la pareja de dobles de Chile estará formada por Jorge Aguilar y el propio Capdeville.