El Gobierno canadiense cerró hoy temporalmente su embajada en El Cairo a raíz de las manifestaciones en los alrededores de la legación estadounidense en la capital egipcia en protesta contra un filme antimusulmán.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, dijo a medios de comunicación que el cierre es "una precaución de seguridad y para asegurar la protección del personal canadiense".

"Nos tomamos muy seriamente la seguridad de nuestro personal y nuestras legaciones en el extranjero. Estamos vigilando los sucesos de forma estrecha y tomando las medidas de seguridad apropiadas", añadió Baird.

La embajada canadiense en El Cairo se encuentra situada a unos 400 metros de la legación estadounidense, que en los últimos días ha sido objeto de las iras de manifestantes que protestan por la producción y difusión en Estados Unidos de un vídeo que se mofa del profeta Mahoma y del islam.

La semana pasada Canadá anunció la suspensión de sus relaciones diplomáticas con Irán, el cierre de su embajada en Teherán y la expulsión de los diplomáticos iraníes en Canadá por razones de seguridad, aunque sin especificar los motivos concretos que llevaron a tomar esta medida.