Brasil y Rusia juegan a partir de mañana en las canchas de tierra batida de la localidad brasileña de São José do Río Preto por una plaza en el Grupo Mundial de la Copa Davis del año que viene.

Los anfitriones parten como favoritos para regresar a la elite del tenis después de nueve años de ausencia porque Rusia ha excluido de la lista a sus dos mejores raquetas, Nikolay Davydenko y Mijaíl Youzhny.

Brasil tendrá como sus principales bazas al zurdo Thomas Belluci, su mejor tenista y ganador del torneo de Gstaad (Suiza) de este año, además de la pareja formada por Bruno Soares y Marcelo Melo.

La serie se abre mañana con el partido entre Rogerio Dutra Silva e Igor Andreev y, a continuación, con el enfrentamiento entre Belluci y Teimuraz Gabashvili, según el orden de partidos definido hoy en un sorteo.

El partido de dobles se jugará el sábado entre la pareja brasileña y la rusa formada por Alex Bogomolov y Stanislav Vovk y el domingo se cerrará la eliminatoria con los dos cruces de individuales restantes, con los mismos protagonistas de la primera jornada pero con orden invertido.

La serie se disputará en el club de tenis Harmonía de São José do Río Preto, ciudad que dista unos 450 kilómetros de Sao Paulo, la capital regional.

El año pasado Rusia ganó a Brasil por 3-2 en la misma instancia, en la eliminatoria que se jugó en pista rápida en la ciudad rusa de Kazán.

La última vez que Brasil participó en el Grupo Mundial de la Copa Davis el equipo estaba liderado por Gustavo Kuerten, tricampeón de Roland Garros y el mejor tenista del país.