Varios obuses disparados desde el lado sirio de la frontera cayeron anoche en territorio libanés, sin cobrarse víctimas, informaron hoy a Efe fuentes policiales.

Las fuentes explicaron que los proyectiles impactaron en las aldeas fronterizas de Bekaia y Al Mkayble, en la región de Wadi Jaled (norte), donde ocasionaron daños materiales en varias viviendas, así como en campos agrícolas cerca del río Al Kabir.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN) libanesa agregó que los habitantes de esas aldeas huyeron hacia lugares más seguros.

Este tipo de incidentes, que a veces se han cobrado vidas, son frecuentes desde que comenzó la revuelta contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo del 2011.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado en los últimos meses, en los que ha habido secuestros, ataques de las fuerzas sirias al otro lado de la frontera y enfrentamientos armados entre detractores y seguidores de Al Asad en las ciudades de Trípoli (norte) y Beirut.