El dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban, admitió, que como algunos periodistas de la ciudad expresaron durante el verano, es un "idiota", pero recalcó que los directivos del equipo realizaron una gran labor al haber conseguido buenos fichajes.

"Se nos ha llamado idiotas por ustedes (algunos periodistas), y tengo que reconocer que Donnie Nelson (gerente general y presidente de operaciones del equipo) no lo es, al contrario es muy inteligente, pero el idiota soy yo", comentó con ironía el dueño de los Mavericks en la presentación de los cinco nuevos jugadores.

Los refuerzos para los Mavericks, que intentaron, sin conseguirlo el fichaje estrella del base Deron Williams, han sido el ala-pívot Elton Brand, dejado libre por los Sixers de Filadelfia; el escolta O.J.Mayo, fichado como agente libre; lo mismo que el pívot Chris Kaman, y los traspasados, el base Darren Collison y el escolta-alero Dahntay Jones.

Cuban dijo que el mercado de los agentes libres durante el verano fue muy extraño y los Mavericks uno de los equipos que más se aprovecharon de las circunstancias.

"Sucedieron cosas extrañas que no se esperaban y eso permitió, por ejemplo, que consiguiésemos a Brand sin ningún costo", destacó Cuban. "Lo mismo sucedió con O.J. (Mayo), un gran jugador al que convencimos para que creyese en nuestro proyecto".

Cuban reiteró que los jugadores que han llegado lo hicieron después que el equipo calculó todo los riesgos que corrían y al final la decisión ha sido la mejor y de gran proyección.

Los Mavericks ficharon a Mayo por sólo cuatro millones de dólares para la próxima temporada con la opción de una segunda, marco que le permitirá recuperar su condición de jugador que llegó a la NBA con gran proyección, pero que ha tenido cuatro temporadas frustrantes con los Grizzlies de Memphis.

Sin embargo, Cuban recordó la gran clase que tiene Mayo, como lo demostró en su temporada de novato cuando consiguió promedios de 18,5 puntos; 3,8 rebotes y 3.2 asistencias. Pero en las temporadas siguientes, como sexto jugador de los Grizzlies no rindió, y de nuevo en la pasada se acercó a su mejor nivel de novato.

"Sabemos qué es lo que tenemos que ofrecer a Mayo cuando esté en el campo con los Mavericks. Hemos ganado a un gran jugador y lo va a demostrar con su rendimiento", señaló Cuban.

El dueño de los Mavericks comparó a Mayo con el base Chauncey Billups, que no mostró todo su potencial con los Pistons de Detroit hasta que lo dirigió Rick Carlisle, el entrenador actual del equipo de Dallas.

"No tenemos ninguna duda que Mayo no ha demostrado todo el baloncesto que posee como jugador", destacó Carlisle. "Estamos convencidos que va a ser un refuerzo muy importante para nuestro equipo tras la salida de Jason Terry".

Cuban también fue categórico, como sucedió cuando ficharon el año pasado al ala-pívot Lamar Odom, que Mayo debe entender que se encuentra ante la oportunidad de demostrar que es un gran jugador o se margina él mismo.

Los cinco jugadores fichados por los Mavericks reiteraron que llegaban ilusionados al nuevo proyecto del equipo y convencidos que podían ayudar al alero alemán Dirk Nowitzki a luchar por otro título de liga.