El presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata alemán Martin Schulz, dijo hoy confiar que la decisión del Tribunal Constitucional alemán dando luz verde a la ratificación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) ayude a España a financiar su deuda a menor interés.

"Espero sinceramente que con la sentencia de hoy bajen los intereses en los mercados para España", señaló Schulz en declaraciones a la prensa.

El presidente del PE se mostró prudente a la hora de dar su opinión sobre si el Gobierno de España debería o no pedir una ayuda global a Europa.

Sobre las declaraciones del presidente del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la entrevista concedida el lunes a la televisión pública TVE en que dijo que no pedirá la ayuda europea hasta conocer en qué condiciones se otorgaría, Schulz opinó que le resulta "un poco raro".

"Dice que no aceptará condiciones cuando en el tratado que él firmó se establece que para acceder a la ayuda hay condiciones", apuntó.

En su opinión "es representativo del comportamiento de los jefes de Gobierno que dicen a su gente tras una cumbre que a ellos no se les impone nada desde Bruselas pero a la vez firman otra cosa", al tiempo que añadió que "España sí votó las condiciones que se impusieron a Grecia, por ejemplo".

Sobre la sentencia del Tribunal Constitucional alemán dictada hoy, el presidente del PE aseguró que "son buenas noticias para el euro y para la economía mundial."

Schulz interrumpió el debate sobre el "estado de la unión" para anunciar el fallo del tribunal alemán, que fue recibido con aplausos en el hemiciclo.

El presidente del PE se mostró optimista sobre los efectos de una decisión "decisiva" de cara a "empezar a salir de la crisis" y apuntó que en los últimos días "ha subido 4 céntimos la cotización del euro" y "hoy se pagan 1,29 dólares por cada euro".

Schulz indicó, en declaraciones previas al discurso del estado de la Unión del presidente de la Comisión Europea en el pleno del Parlamento Europeo, que "el mundo está mirando hacia Europa" y a Karlsruhe, sede del Tribunal Constitucional alemán.

"Hemos llegado a un momento clave", señaló Schulz, quien afirmó ante el pleno de la Eurocámara que "recientes acontecimientos en la Unión Europea (UE) han suscitado una gran preocupación".