El capitán de la selección peruana de fútbol, Claudio Pizarro, anunció hoy que ha prometido a sus compañeros no volver a patear los penaltis en las eliminatorias sudamericanas del próximo Mundial tras fallar el miércoles un lanzamiento en el comienzo del partido contra Argentina en Lima.

Reveló que sus compañeros Jefferson Farfán y Paolo Guerrero le pidieron que desista de ejecutar estos lanzamientos y aseguró que les juró que no lo volverá a hacer.

El delantero del Bayern Múnich dijo a los periodistas, antes de viajar a Alemania, que se va tranquilo por el empate 1-1 en el encuentro de la octava jornada de las eliminatorias, pese a que el penalti desperdiciado pudo inclinar la balanza a favor de Perú frente a la selección de Argentina.

"Teníamos la confianza de poder ganar pero no se dio, las condiciones para conseguirlo han estado, pero hay que seguir avanzando", comentó Pizarro.

Perú es séptimo en la clasificación, con siete puntos, tres más que los colistas, Bolivia y Paraguay.

Sobre el penalti que falló cuando transcurría el primer minuto del partido contra Argentina, Pizarro dijo: "es parte del fútbol".

El zaguero Carlos Zambrano, autor del gol peruano, dijo que Pizarro es un jugador importante para la selección y por ello lo van a apoyar.