Un estadounidense que lleva casi dos años encarcelado en Nicaragua por lavado de dinero y otros cargos relacionados con drogas será liberado después de ganar por unanimidad una apelación, dijo el miércoles su abogado.

El abogado Fabbrith Gómez dijo que una corte de apelaciones anuló los cargos contra Jason Puracal, de 35 años y originario de Tacoma, Washington, y ordenó su inmediata liberación.

Puracal formó su hogar en un pueblo de la costa del Pacífico, se casó con una nicaragüense y tuvo un hijo. A finales de 2010, policías enmascarados allanaron su oficina de bienes raíces y lo trasladaron a la prisión de máxima seguridad del país. Los fiscales acusaron a Puracal de utilizar su negocio como fachada para lavar dinero en una región utilizada para transportar cocaína de Colombia a Estados Unidos.

La familia y amigos de Puracal, así como grupos de derechos humanos han dicho que las acusaciones son falsas.