José Pekerman tapó la boca de sus críticos con una Colombia arrolladora que goleó a Uruguay y Chile para enfilar en las eliminatorias mundialistas.

Colombia acumula 13 puntos y comparte el segundo lugar con Ecuador, mientras Argentina comanda la tabla con 14.

Sus críticos cuestionaban al técnico argentino por todo tipo de razones, desde su edad — 62 años_, hasta por la forma en que hizo convocatorias, alineaciones y cambios, su limitado contacto con los medios, el rechazo a disputar amistosos en las fechas FIFA, realizar parte de las prácticas a puerta cerrada y su media decena de asesores.

El triunfo 4-0 contra Uruguay el viernes en Barranquilla y el 3-1 el martes frente Chile en Santiago dieron un vuelco a la situación. Ahora abundan los elogios. Se habla de un Pekerman maravilloso, impecable e inspirado. El camino a Brasil 2014 ahora aparece accesible, como lo fue en la década de 1990, cuando Colombia se clasificó en sucesión a las citas de Italia, Estados Unidos y Francia.

Colombia quedó fuera de los mundiales de Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Con la fórmula Pekerman, Colombia gana y gusta. Algunos ya la comparan con la selección de Francisco Maturana, que aplastó 5-0 a Argentina en Buenos Aires en septiembre de 1993, en la época de Carlos Valderrama, Faustino Asprilla, Freddy Rincón, Adolfo Valencia, Leonel Alvarez y Oscar Córdoba.

"A Pekerman le salió todo", "¡Colombia logró un triunfo de ataque!", "La selección ilusiona al país" fueron los principales titulares del matutino El Tiempo de Bogotá.

Atrás quedaron el ajustado triunfo 1-0 sobre Perú en Lima y la caída con Ecuador en Quito por el mismo resultado, cuando llovieron los cuestionamientos.

"Pekerman nos dio una lección", encabezó por su lado El Espectador. "El equipo jugó bien, pero la figura fue el técnico argentino, quien planteó acertadamente el compromiso e hizo los cambios indicados para remontar", agregó.

Pekerman tiene a futbolistas del calibre de un inspirado Radamel Falcao, Teófilo Gutiérrez, James Rodríguez, Camilo Zúñiga, Macnelly Torres y Abel Aguilar. Con ellos y los relevos Aldo Ramírez y Juan Guillermo Cuadrado ha hecho maravillas.

Colombia se defiende bien y el mediocampo genera las oportunidades que tanto se reclamaban para Falcao, el gran goleador del Atlético de Madrid.

Pekerman volvió a la figura del enlace, del 10 que tuvo en el "Pibe" Valderrama como su mejor intérprete en la época dorada de "Pacho" Maturana, y ahora se alternan según las circunstancias Torres y James Rodríguez, pero esta vez fue más lejos. Recurrió a dos atacantes: el "Tigre" Falcao y "Teo" Gutiérrez.

La mención de la posibilidad de alinearlos juntos provocó rechazó inicial, pero el estratega lo hizo con un resultado impactante. Falcao le anotó una diana a Uruguay y otra a Chile mientras "Teo" hizo dos al primero y una al segundo.

Colombia volvió al toque que embrujó cuando clasificó a tres mundiales y se llevó por primera ocasión la Copa América en 2001. El toque, que luego fue dejado de lado cuando se esfumaron los buenos resultados, renació pero con un fútbol vertical, ofensivo.

"Fue mejor (partido) que el de Uruguay por ser de visitante y porque desde el primer minuto entendimos cómo jugar, nos dio madurez y aun perdiendo no nos desesperamos. Creo que ha sido el mejor que hemos jugado", opinó Falcao.

Al cierre de la etapa inicial, Chile — con 10 hombres — ganaba 1-0 a Colombia.

Pekerman ha insistido en que apenas está conociendo a los futbolistas y formando un grupo, pero advirtió que Colombia "puede vencer a cualquier rival".

"Si mantenemos este rendimiento nos acercaremos al Mundial", afirmó.

Las estrellas parecen confiar ahora en Pekerman y lo mismo sucede con la crítica y la afición.

"El cuerpo técnico está dando mucha confianza al grupo para conseguir los resultados... Jugamos a lo que sabemos, tocamos el balón, no nos desesperamos en ningún momento y hacemos goles y nos defendemos bien", destacó Pablo Armero, lateral izquierdo del Udinese de Italia.

"El profesor Pekerman nos dice lo que debemos hacer en defensa y ataque, conoce nuestras fortalezas, sabe explotar nuestra capacidad, eso ayuda mucho", agregó al explicar la fórmula Pekerman.

Colombia volverá a la actividad en su fortaleza, Barranquilla, ante Paraguay el 12 de octubre, y tendrá las bajas del defensor Luis Amaranto Perea por acumulación de tarjetas y del mediocampista Aguilar, expulsado ante Chile.