Con su victoria sobre Costa Rica, México se convirtió en el primer país clasificado al hexagonal final de la CONCACAF por las eliminatorias mundialistas, pero el fútbol que desplegó en las dos últimas fechas dejó mucho que desear.

Un gol de Javier Hernández a los 61 minutos le dio a los mexicanos el triunfo el martes en el estadio Azteca, en un partido en el que los locales lucieron sin variantes ofensivas, quizá extrañando en demasía el desequilibrio de Giovani Dos Santos, ausente por lesión.

"Uno siempre quisiere jugar mucho mejor, pero a veces las cosas salen y otras veces no", dijo el zaguero Carlos Salcido. "Preocupa un poco lo futbolístico porque las cosas no han salido, pero creo que lo iremos mejorando en los entrenamientos y con el paso de los días".

México llegó a 12 puntos tras cuatro partidos y consiguió un boleto a la siguiente ronda por el Grupo B, donde El Salvador tiene cinco unidades, Costa Rica se quedó en cuatro y Guyana está al fondo con una.

"Siempre se podrá mejorar, eso es indudable, uno se queda con ese sentimiento de insatisfacción, pero también hay que darle mérito al rival que no nos dejó espacios", afirmó el arquero Jesús Corona.

En la fase grupal, los mexicanos han sido eficaces pero poco espectaculares, especialmente como locales donde pasaron problemas para superar 3-1 a Guyana y luego 1-0 a los ticos.

Además, México perdió un partido de preparación ante Estados Unidos en el Azteca.

"Debemos querer más y no conformarnos con sólo ganar los partidos", afirmó el delantero Oribe Peralta. "Eso es lo que tenemos que hacer de ahora en adelante".

En esta eliminatoria, jugando fuera de casa, México superó 2-1 a El Salvador y 2-0 a Costa Rica en otro partido de poco brillo.

"México tiene para jugar mucho mejor, pero este equipo de (José Manuel) "Chepo" de la Torre no ofrece las variantes ofensivas que se requieren para jugar mejor", dijo Rafael Puente, analista de la cadena ESPN. "Hay tiempo para llegar mejor preparados al hexagonal y sé que el entrenador quisiera tener más variantes, porque en la siguiente fase los equipos se van a venir a encerrar".

México cierra la fase de grupos visitando a Guyana y luego recibirá a El Salvador.

Con De la Torre, México tiene un paso perfecto en partidos oficiales, ganando seis encuentros en ruta el título de la Copa de Oro del año pasado además de los cuatro encuentros de las eliminatorias.

Pero, a diferencia de la Copa de Oro, cuando De la Torre jugaba con un solo delantero en punta, en las eliminatorias ha optado por usar dos. Ante Guyana y El Salvador fueron Hernández y Aldo De Nigris, mientras que contra Costa Rica fueron el "Chicharito" y Peralta.

El problema para México es que Hernández no pasa por su mejor forma física y en Manchester United prácticamente no juega. Eso, aunado a las ausencias de los volantes Dos Santos y Pablo Barrera, ex jugador del West Ham y del Zaragoza, deja a los mexicanos sin abastecedores suficientes.

Hernández, quien fue una sensación con selección mexicana y con Manchester United en 2010, no había podido marcar goles en la fase eliminatoria a pesar que se le habían presentado varias oportunidades.

Hernández llegó a 26 goles desde que debutó con la camiseta tricolor en 2009 y ya es el octavo mejor anotador de México de todos los tiempos, a sólo cuatro de meterse entre los cinco mejores de una lista encabezada por Jared Borgetti con 46.