Los diseñadores neoyorquinos Michael Kors y Nanette Lepore presentaron hoy sus nuevas colecciones en la Semana de la Moda de Nueva York, apuestas para las que, al igual que otros diseñadores esta temporada, se dejaron seducir por las rayas como una de las principales tendencias para la próxima primavera.

Se han visto ya en diseños de Óscar de la Renta, y sobre todo en las creaciones presentadas estos días por Tommy Hilfiger y Marc Jacobs, y este miércoles las rayas saltaron de nuevo a la pasarela en los desfiles de Kors y Lepore en el Lincoln Center de Manhattan, aunque tratadas de manera diferente.

El modisto, uno de los diseñadores más reconocidos y exitosos de la Gran Manzana, llevó las rayas tanto a sus prendas masculinas como femeninas -presentó un total de 65 estilos-, en jerséis en los que las mezcló en combinaciones de azul marino con rojo, verde y blanco, así como en trajes de baño, camisas, americanas y pantalones.

Las versiones más elegantes de las mismas llegaron en cuidados vestidos, en los que se atrevió a jugar con su geometría y darles distintas amplitudes, mientras que las usó como detalles en las chaquetas y pantalones más elegantes que creó para la mujer.

"Bandas gráficas, sombras atrevidas y glamour geométrico", describió Kors su colección a los asistentes a un desfile en el que incluyó varios vestidos, pantalones y combinaciones en dos piezas en estampado cielo, y varias piezas con el amarillo, el negro, el rojo y el blanco como protagonistas.

La primera fila del desfile de Kors estuvo copada de rostros famosos, encabezados por Michael Douglas y su esposa Catherine Zeta-Jones, unos habituales en las presentaciones de la firma, y entre los que también se encontraron las actrices Marisa Tomei, Katharine McPhee, Olivia Munn y Camilla Belle, entre otros.

Nanette Lepore incluyó las rayas también en una colección llena de color para la primavera de 2013, pero fueron en su mayoría más estrechas y jugó con ellas en shorts, chaquetas sin mangas, en el interior de americanas o en las espaldas de algunas piezas y con otras combinaciones geométricas en cómodos vestidos.

Las estrellas del desfile fueron, sin embargo, los vestidos que creó con tejidos ligeros y vaporosos con estampados florales de inspiración asiática, con distintos tonos de rosa, naranja y verde, mientras que también sobresalieron sugerentes piezas en negro y blanco, hechas en punto, shorts en piel y hasta monos.

Lepore, otro de los nombres más conocidos de la moda neoyorquina, usó su desfile para promocionar la campaña a la reelección del presidente de EE.UU., Barcak Obama, y repartió a cada uno de los centenares de asistentes una chapa del tándem Obama-Biden para las próximas elecciones de noviembre.

Entre los famosos que se dejaron ver en la presentación de Lepore destacaron el actor Stanley Tucci ("Devil Wears Prada" y "Julie and Julia", entre muchas otras), acompañado de su esposa Felicity Blunt, así como la joven actriz Abigail Breslin, que saltó a la fama hace seis años con "Little Miss Sunshine".

También en las carpas de la Mercedes-Benz Fashion Week debutó este miércoles en su faceta de diseñadora la actriz Katie Holmes, exesposa de Tom Cruise, que realizó una presentación estática con catorce modelos y de acceso restringido a contados medios de las piezas que ha creado junto a su estilista, Jeanne Yang.

También volvió a la pasarela por segunda vez esta semana otra conocida celebridad, Victoria Beckham, esta vez de la mano de su línea "Victoria, Victoria Beckham", más juvenil y dedicada por completo a los vestidos, de los que hubo para todos los gustos, desde con detalles que recordaban a prendas de safari, a modelos con estampados florales y otros decididamente minimalistas.

La Semana de la Moda de Nueva York se prepara para echar el jueves el cierre con los diseños de otras dos grandes firmas de la moda neoyorquina: Ralph Lauren y Calvin Klein Collection, una vez más de la mano del brasileño Francisco Costa.