El Gobierno mexicano condenó hoy la violencia contra las embajadas de EE.UU. en Egipto y Libia, "en especial el asesinato del embajador de Estados Unidos en Libia, John Christopher Stevens, y otros funcionarios de dicha misión".

En un breve comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana (SRE) "expresa su solidaridad al Gobierno de Estados Unidos y a los familiares de las víctimas".

Anoche el diplomático estadounidense murió en Bengasi en medio de una protesta contra un vídeo en el que se ofendía al profeta Mahoma que derivó en un ataque al consulado de EE.UU. en esa ciudad.

El Gobierno libio reconoció hoy que perdió el control de la situación en el ataque al consulado estadounidense que resultó en la muerte del embajador y de tres funcionarios más.

Tras el ataque, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha ordenado incrementar las medidas de seguridad en Libia y en todas sus misiones diplomáticas.

El ataque en Bengasi estuvo motivado por un vídeo de un productor independiente californiano que se ha extendido en internet en el que se critica y se hace mofa de la fe musulmana.

Previamente al ataque en Libia, decenas de manifestantes en El Cairo habían penetrado en el complejo de la embajada de EE.UU., donde arrancaron la bandera estadounidense, también en protesta por este vídeo.