Con dos palabras, Jay Cutler rechazó la idea de que los Packers de Green Bay pudiesen recurrir al juego físico para sabotear la nueva conformación de receptores abiertos de los Bears de Chicago: Buena suerte.   

Envalentonado por un cambio que incluyó la llegada de Brandon Marshall, Cutler cree que los Bears están ahora mejor preparados para manejar cualquier tipo de juego o interferencia de los Packers.

"Nuestros jugadores veloces les pasarán por al lado, y nuestros compañeros más grandes les van a pasar por encima", dijo Cutler. "Los exhortamos a que nos presionen. Los exhortamos a que nos cubran hombre a hombre. Y si caemos en ese tipo de juego, nuestros receptores tendrán que hacer algunas jugadas".

Si los Bears (1-0) hallan la manera de anotar más puntos que Aaron Rodgers y los Packers (0-1) en el Lambeau Field el jueves por la noche, el resultado será algo que habría parecido imposible al inicio de la temporada: Los Bears podrían hacer que los pesos pesados del Norte de la NFC arranquen la temporada con marca de 0-2.

Cuatro días después que su defensa no pudo contener a los 49ers de San Francisco en una derrota al comienzo de la campaña, los Packers deben encontrar una forma de frenar a una ofensiva de los Bears que le anotó 41 puntos a Indianápolis.

Renovando la sociedad que tuvo con Cutler en Denver, Marshall atrapó nueve pases para 119 yardas con un touchdown.

"Definitivamente tienen mejor equipo, especialmente en el perímetro", dijo le cornerback de los Packers Tramon Williams. "Jay tiene confianza en esos muchachos y sin duda les dará la oportunidad de hacer jugadas".

Williams dijo que el tamaño y la habilidad de Marshall representan un reto difícil, pero agregó: "Estoy listo para la tarea".

Marshall tuvo un gran partido la última vez que jugó contra los Packers: atrapó 10 pases para 127 yardas con los Dolphins de Miami en 2010. Dijo que le da la bienvenida a la marca física que han utilizado los Packers para neutralizar a los receptores de los Bears.

"Todo se trata de los pareos", dijo Marshall. "Mido 6-5 (1,92 metros) y peso 230 (libras, 104 kilos). No hay muchos DBs (defensive backs) tan grandes. Si quieren juego físico, está bien, pero, de nuevo, hay que ver a Williams y a (Sam) Shields, e incluso a (Charles) Woodson cuando está ahí. Les gusta mezclar mucho su cobertura".

___

En internet:

http://pro32.ap.org/poll

http://twitter.com/AP_NFL