El internacional chileno Gary Medel pidió hoy disculpas "al pueblo chileno" por su expulsión del martes ante Colombia, que a juicio de la crítica local fue clave en la derrota por 1-3 que la Roja sufrió en casa, en la carrera sudamericana al Mundial de Brasil 2014.

Medel, volante del Sevilla español, vio la tarjeta roja en el minuto 35 del partido, cuando tras un cruce intrascendente le lanzó unos manotazos al defensa colombiano Luis Amaranto Perea.

La prensa deportiva chilena consideró torpe la actitud de Medel y clave para el desenlace del partido, junto con apuntar a errores del seleccionador Claudio Borghi como causas de la caída, principalmente en la elección de los titulares y sus apuestas tácticas.

Según la crítica, la Roja es actualmente un grupo de jugadores, algunos de alto nivel, pero no un equipo.

La derrota dejó a Chile en el quinto lugar de la clasificación y, por el pobre nivel que exhibió, con un manto de dudas sobre su futuro próximo, ya que en las próximas jornadas de las eliminatorias debe visitar en octubre a Ecuador y recibir a Argentina.

Medel llamó hoy a un programa de farándula del Canal 13 de televisión para aclarar un rumor sobre una supuesta salida nocturna, junto a su novia, posterior al partido del martes y aprovechó la oportunidad para ofrecer sus disculpas.

Sobre el rumor, que el canal apoyaba con una imagen de Medel abandonando su domicilio, aseguró que sólo abandonó su hogar unos minutos para comprar una pizza, pues "no salgo casi nunca cuando pierdo".

"Fue una expulsión tonta. Me equivoqué y perjudiqué al equipo cuando más lo necesitaba", sentenció el jugador formado en la Universidad Católica y con una pasada por el Boca Juniors argentino antes de llegar al Sevilla.

"Lo siento por todo el pueblo chileno, fue una reacción del momento, de la que me di cuenta después de la expulsión. Jugar con uno menos nos pasó la cuenta", añadió.

"En el fútbol actual jugar con uno menos es dar demasiada ventaja, eso lo sintió el equipo", recalcó Medel, que viajará a España en las próximas horas para reincorporarse a su club.

"Le pido disculpas al pueblo chileno", insistió al final.