El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo hoy que no asistirá por "compromisos programados" a la reunión entre el mandatario electo de México, Enrique Peña Nieto, y los gobernantes de Centroamérica anunciada para el próximo lunes en Guatemala.

Funes también señaló que la reunión, que es una iniciativa de Peña Nieto, debió haberse convocado a través de la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, desempeña en este semestre.

Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ganador de las elecciones del 1 de julio pasado, ha invitado a los demás gobernantes centroamericanos a una reunión el lunes en Guatemala, aprovechando su visita al presidente de ese país, Otto Pérez Molina, en el inicio de una gira latinoamericana.

Funes declaró a periodistas, después de un acto oficial, que no ha recibido "la convocatoria del presidente Otto Pérez", pero sí la invitación de Peña Nieto, a quien le contestó que no podrá asistir y le sugirió una nueva reunión convocada por Ortega.

"Yo ya me comuniqué con él (Peña Nieto) a través de (la) Cancillería (salvadoreña), y le expresé que lamentablemente para ese día yo tengo compromisos programados con anticipación y que por lo tanto me iba a resultar muy difícil asistir", expresó el gobernante.

Agregó que le sugirió "que para reunirnos con los presidentes en cualquier país de Centroamérica (...) había que hacerlo a través de la presidencia pro témpore del SICA, que en estos momentos está depositada en el presidente Daniel Ortega", agregó.

"De hecho, ya hubo una comunicación mía con el presidente Ortega para saber si la reunión se había coordinado con él; él me dijo que no, que (Peña Nieto) se la había solicitado al presidente Otto Pérez", relató Funes.

Consideró que "probablemente, no estoy seguro, el protocolo del presidente electo mexicano no tenga conocimiento de que existe una presidencia pro témpore (del SICA), que es a través de la cual se cursan este tipo de solicitudes".

Funes indicó que le ha propuesto a Peña Nieto celebrar el encuentro "en una próxima oportunidad y que esa próxima reunión puede ser perfectamente coordinada y convocada por el presidente Daniel Ortega como presidente pro témpore del SICA".

Destacó que entre Centroamérica y México hay intereses comunes como el combate del narcotráfico y el aumento del comercio, que Peña Nieto querrá abordar con los presidentes de la región, aunque aclaró que en su invitación no precisó los asuntos de la agenda.

En marzo pasado, Pérez Molina acusó a Funes, Ortega y su homólogo de Honduras, Porfirio Lobo, de haber "boicoteado" con su ausencia, por influencia de Estados Unidos, una cumbre que se celebró el 24 de ese mes en Guatemala para analizar la iniciativa de despenalización de las drogas que promueve el gobernante guatemalteco.

Pérez Molina sostuvo que Estados Unidos "utilizó" a Funes para lograr el supuesto boicot, lo que el mandatario salvadoreño calificó de "una mentira".

El 30 de marzo en San Salvador, Funes, Ortega y Lobo rechazaron que Estados Unidos les pidiera no asistir a la reunión en Guatemala, y finalmente Pérez Molina dio por superado el incidente.