Con gran expectación dentro y fuera de Alemania se espera hoy la sentencia del Tribunal Constitucional germano sobre la legalidad del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) cuya ratificación por las dos cámaras parlamentarias de este país ha sido recurrida por grupos de euroescépticos.

La ratificación del MEDE se encuentra en suspenso desde su aprobación parlamentaria el pasado 29 de junio por esos recursos y el presidente de Alemania, Joachim Gauck, no estampará su firma para darle validez hasta que los jueces del máximo tribunal germano den luz verde a ese fondo de rescate.

Junto al MEDE se encuentra también pendiente de la firma presidencial el pacto fiscal europeo, directamente relacionado con ese fondo de rescate, que si fueran rechazados por el Constitucional traería consigo una grave crisis en el seno de la Unión Europea y la desestabilización de los mercados.

A la espera de la sentencia, anunciada para las 10.00 horas locales (08.00 GMT), el Bundestag, la Cámara baja alemana, ha retrasado su sesión de hoy en la semana de debates sobre los presupuestos generales para 2013.

La canciller alemana, Angela Merkel, protagonista del debate de hoy, no intervendrá hasta conocer la decisión del tribunal con sede en Karlsruhe, en el suroeste del país, para ofrecer una primera valoración de su esperada sentencia.

Contra la ratificación del MEDE se presentaron inmediatamente después de su aprobación parlamentaria tres recursos principales que denuncian la pérdida de soberanía presupuestaria por parte de los diputados germanos con la entrada en vigor del fondo de rescate.