El Salvador y Guatemala iniciaron hoy una "alianza privilegiada" para fortalecer sus relaciones en temas económicos, políticos, de seguridad y ambientales.

El acuerdo fue alcanzado en la II Reunión de la Comisión Binacional El Salvador-Guatemala, que se llevó a cabo este miércoles en la cancillería salvadoreña.

"Guatemala y El Salvador lanzan a partir de hoy una alianza privilegiada" para fortalecer sus relaciones, dijo el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en conferencia de prensa con su homólogo de Guatemala, Harold Caballeros, tras finalizar el encuentro.

Según una declaración conjunta firmada por los dos cancilleres, la alianza "promoverá la profundización de la integración entre ambos países en los ámbitos económicos, medio ambiente, seguridad democrática, desarrollo fronterizo", entre otros puntos de interés común.

Durante la reunión se abordaron asuntos políticos, de seguridad, migratorios, económicos, de cooperación, medio ambiente, agua, minería y proyectos de la zona fronteriza, según el documento.

De acuerdo con la declaración, en el tema de seguridad se conformó una comisión técnica entre las respectivas policías y ministerios de Seguridad, Relaciones Exteriores y Gobernación con el fin de elaborar los reglamentos necesarios para la implantación de una Policía binacional.

"Guatemala está dispuesta a hacer cualquier esfuerzo para mejorar la relación con El Salvador en la lucha contra la delincuencia, el crimen trasnacional, el narcotráfico, es decir, contra todos esos flagelos que atentan contra la seguridad ciudadana", dijo Caballeros.

En el tema de minería se decidió crear un grupo que vigile de manera conjunta la cuenca del lago de Güija, en un sector fronterizo, con el objetivo de medir el impacto de proyectos y actividades que se desarrollan en la zona sobre los recursos hídricos e hidrogeológicos, precisó el documento.

El vicepresidente salvadoreño, Salvador Sánchez, acusó recientemente al "Gobierno de Guatemala" de contaminar la Biosfera Transfronteriza Trifinio Fraternidad, que también comparte Honduras, por la explotación de una mina de oro que supuestamente contamina las aguas de la reserva de su país, entre ellas el lago de Güija.

El canciller guatemalteco enfatizó que la mina Cerro Blanco, que opera en su país, "sólo se encuentra en fase de exploración y no en fase de explotación", en dicho sector fronterizo.

Sin embargo, dijo de manera categórica que "el deseo de ambos países" es "monitorear y llevar a cabo cualquier medida que procure la conservación de la cuenca del lago de Güija, que es tan importante para El Salvador como lo es para Guatemala".

Martínez indicó que sobre esta problemática ya se comenzaron a tomar "algunas medidas", entre ellas el "inicio de un proceso de negociación para un instrumento internacional que determine más específicamente los roles, los derechos, las obligaciones de cada uno de los países en materia de aguas".

Reconoció que aunque en esta reunión se abordó la temática se necesita tratarla nuevamente de la forma "más responsable posible y de la manera más amistosa posible".

"Guatemala y El Salvador tienen una trayectoria de relaciones diplomáticas excelentes y no vamos a permitir que este tipo de situaciones afecten nuestras buenas relaciones", sentenció.

La III Reunión de la Comisión Binacional El Salvador-Guatemala se celebrará el próximo año en Guatemala, añadió el boletín.