El empleo en el sector industrial de Brasil subió dos décimas en julio con respecto al mes anterior, después de un cuatrimestre a la baja, informó hoy el Gobierno.

Entre marzo y junio, el empleo en las industrias brasileñas cayó un 1,2 por ciento, según los datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El dato de julio es un 1,6 inferior al del mismo mes del año pasado, lo que refleja la crisis del sector industrial, el que más ha sufrido con la crisis internacional.

El estado de Sao Paulo, la principal región industrial del país, fue el más golpeado, con una caída del 3,6 por ciento con respecto a julio del año pasado.

Los sectores peor parados en Sao Paulo fueron el metalúrgico, con una caída del 12,4 por ciento del empleo, el de maquinaria electrónica (-10,6 por ciento), metalurgia básica (-17,3 por ciento), transporte (-4,6 por ciento), vestuario (-9,1 por ciento), textil (-7,0 por ciento) y calzado (-12,4 por ciento).

La crisis de la industria fue responsable de que el Producto Interior Bruto (PIB) creciese apenas un 0,4 por ciento en el segundo trimestre.

La economía brasileña acumula un alza del 0,6 por ciento en la primera mitad del año y el Gobierno espera que la actividad productiva acelere su ritmo en el segundo semestre.