El Tribunal Constitucional germano dio hoy luz verde a la ratificación por Alemania del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate que había sido aprobado previamente por las dos cámaras parlamentarias.

El máximo tribunal germano desestimó los recursos presentados contra dicha ratificación, aunque planteó condiciones y estableció que todas las ayudas derivadas del MEDE deben ser aprobadas también por el Parlamento alemán.

El presidente del Segundo Senado del Constitucional, Andreas Vosskuhle, exigió además que las garantías de Alemania para ese fondo se limiten a los 190.000 millones de euros acordados en Bruselas y aprobados por el Bundestag y el Bundesrat, cámaras baja y alta alemanas.

Los ocho jueces togados rechazaron también el recurso de urgencia para aplazar la ratificación del MEDE por Alemania hasta que el Banco Central Europeo revoque su decisión de la semana pasada de comprar deuda soberana de los países en crisis del euro, presentada por el diputado crítico gubernamental Peter Gauweiler.

La ratificación del MEDE y el pacto fiscal se encontraba en suspenso desde su aprobación parlamentaria el pasado 29 de junio y el presidente de Alemania, Joachim Gauck, espera desde entonces al pronunciamiento del Constitucional para estampar su firma y darles validez.

Contra dicha ratificación se habían presentado varios recursos ante el Constitucional germano, entre ellos uno del socialcristiano bávaro Peter Gauweiler y otro de la socialdemócrata y exministra alemana de Justicia Hertha Däubler-Gmelin.

Otros recursos habían sido suscritos por el grupo parlamentario de La Izquierda, el único partido que votó en bloque contra el MEDE en el parlamento, así como la asociación "Mas Democracia", a la que se habían sumado mas de 37.000 ciudadanos, en la mayor demanda presentada en la historia del Constitucional germano.