El Banco Central Europeo (BCE) acogió hoy con agrado las propuestas de la Comisión Europea (CE) para crear una supervisión bancaria única en la zona del euro.

El BCE informó en un comunicado de que la propuesta de la CE está diseñada en línea con la posición emitida en la cumbre de la zona del euro del 29 de junio pasado para establecer un mecanismo de supervisión único que implique al BCE.

"La propuesta, que el consejo de gobierno evaluará formalmente en detalle en una opinión legal, es un paso importante para establecer los fundamentos de una unión de los mercados financieros con la idea de asegurar la estabilidad financiera en la zona del euro y en la Unión Europea", según el BCE.

Desde hace semanas han circulado rumores sobre cómo será la participación del BCE en la supervisión bancaria europea, si bien todavía no se ha decidido nada.

La idea es que el BCE comience a supervisar a mediados del próximo año los bancos grandes de la zona del euro que pueden crear riesgos para la estabilidad del sistema financiero de la zona del euro y que los supervisores nacionales se encarguen de los bancos más pequeños, según fuentes financieras de Fráncfort.

El miembro alemán del comité ejecutivo del BCE, Jörg Asmussen, consideró la semana pasada mejor que, "al comienzo, la supervisión bancaria europea se limite a los institutos sistémicos relevantes a nivel nacional y europeo".

"Organizar una supervisión sobre todos los bancos de la zona del euro hasta comienzos de 2013 no es imaginable ni llevará al objetivo", resaltó Asmussen en un congreso de banca.

Asimismo el ministro alemán de Finanzas, el cristianodemócrata Wolfgang Schäuble, frenó las expectativas de que el BCE vaya a asumir la supervisión bancaria de la zona del euro el 1 de enero de 2013.

Durante un congreso de banca organizado por el diario alemán "Handelsblatt" en Fráncfort, Schäuble dijo que "no son realistas las expectativas de que pueda funcionar" esta supervisión bancaria central a nivel europeo para entonces.