Presuntos rebeldes de las FARC dinamitaron el miércoles un pequeño tramo de un tren cargado de carbón en el norte del país, sin que se produjeran víctimas ni daños a los vagones, indicaron voceros de la empresa.

Mientras tanto, las autoridades informaron que en el noroeste del país rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) quemaron tres camiones que iban a cargar combustible y que afortunadamente como los vehículos estaban vacíos los choferes resultaron ilesos.

En la jornada el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón dijo que el alto mando militar decidió "seguir fortaleciendo la capacidad para proteger la infraestructura y mejorar los esfuerzos que contribuyan a evitar las acciones terroristas que se han venido presentando.

Pinzón informó durante un foro que habrá ocho nuevos batallones y que 5.000 uniformados cuidan torres de energía, oleoductos, entre otros.

Ya Pinzón ha dicho que la fuerza pública no detendrá sus operaciones cuando comiencen en octubre en Oslo, Noruega, negociaciones de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel santos y las FARC. "Si no es por la razón, será por la fuerza" que los rebeldes cesen sus ataques, dijo Pinzón en el foro sobre seguridad.

El primer ataque atribuido a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) destruyó unos 10 metros de rieles de los 150 kilómetros de extensión de la vía férrea, dijo en entrevista telefónica con The Associated Press Julián González, vicepresidente de Asuntos Públicos de Carbones del Cerrejón Limited, propietaria de la mina de carbón a cielo abierto ubicada en el departamento de La Guajira, a unos 770 kilómetros al norte de Bogotá.

Los presuntos rebeldes colocaron la carga explosiva sobre los rieles y la hicieron estallar al paso del tren, que va desde la mina hasta el Puerto Bolívar, también en la Guajira, agregó González.

Ninguno de los cuatro operadores del tren, con 121 vagones cargados cada uno con 110 toneladas métricas de carbón, sufrió heridas, ni tampoco se volcaron los vagones, añadió el portavoz de la empresa, que también es propietaria del sistema de tren.

El ataque al tren fue el sexto de este año, comparado con los dos de 2011, indicó González.

A lo largo del día se repararán los 10 metros de rieles y se reanudarán las operaciones del tren, destacó González, cuya empresa produce y exporta cada año unas 32 millones de toneladas métricas de carbón para mercados como el de Estados Unidos. Cerrejón es propiedad de las compañías de capital suizo Xstrata, la sudafricana-inglesa Anglo American y la australo-inglesa BHP Billiton, cada una con 33,3% de las acciones.

El segundo ataque fue atribuido a un reducto del ELN, la segunda guerrilla del país, algunos de cuyos miembros salieron a una carretera el martes por la tarde, detuvieron el paso, obligaron a los choferes de tres camiones de combustible a bajarse de los transportes y luego quemaron los vehículos, dijo en entrevista telefónica Mancio Agualimpia Caicedo, alcalde del municipio de Tadó, en el departamento de Chocó y a unos 300 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Los tres camiones iban vacíos y tenían como destino la ciudad de Pereira, en el departamento vecino de Risaralda, indicó el alcalde.