Chiquimula y Escuintla son las regiones más violentas de Guatemala, aseguró hoy el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) en su informe sobre los homicidios registrados en el país en los primeros ocho meses de 2012.

Según la organización humanitaria, en Chiquimula (este) la tasa de homicidios es de 97 por cada 100.000 habitantes, mientras que en Escuintla (sur) es de 96.

Entre enero y agosto pasados se registraron en Guatemala un total de 3.899 asesinatos, 454 de ellos de mujeres, señala el informe presentado en rueda de prensa por el director del GAM, Mario Polanco.

Detalló que en Chiquimula hubo 241 homicidios, que representan una tasa de 97 por cada 100.000 habitantes, y en Escuintla se perpetraron 450 crímenes (96 por cada 100.000).

Por contra, el departamento noroccidental de Quiché, de mayoría indígena, es el menos violento, porque tiene una tasa de 7 por cada 100.000 habitantes al haber registrado solo 42 asesinatos en ocho meses, subrayó.

Según Polanco, los 3.899 homicidios perpetrados en Guatemala en los primeros ocho meses de 2012 representan un descenso del 6 % en relación al mismo periodo de 2011 cuando hubo alrededor de 3.667.

El informe del GAM explica que el 85,23 % de los homicidios en Guatemala son cometidos con armas de fuego, el 7,27 % con arma blanca, y el resto por otras causas.

El 2011 cerró con una cifra de 6.240 homicidios en Guatemala, según el estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).