Un policía muerto, 255 detenidos, entre ellos 83 menores de edad, saqueos y quema de autobuses fue el balance final de una jornada nocturna de violencia en los suburbios capitalinos con motivo de un nuevo aniversario del golpe militar de 1973.

El presidente Sebastián Piñera, quien regresó de madrugada de una gira por el exterior, dijo que su gobierno "hará todo lo que esté a nuestro alcance para identificar a los asesinos" del policía.

El jefe de la zona metropolitana de la policía de Carabineros, general Luis Valdés, informó al entregar este miércoles el balance de la jornada que también hubo 26 efectivos heridos, algunos de ellos a bala. Dijo que hay detenidos sospechosos de la muerte del cabo Cristián Martínez, de 27 años.

El policía murió al recibir un impacto de bala cuando junto con otros efectivos procuraba evitar el saqueo de un supermercado en la comuna de Quilicura, un suburbio al norte de esta capital. Turbas quemaron cinco autobuses del transporte público y cuatro automóviles de particulares, los que fueron usados como barricadas por los manifestantes.

Los saqueos se registraron también en otros sectores capitalinos, donde desde el anochecer del martes grupos comenzaron a erigir barricadas de fuego y se produjeron enfrentamientos con la policía.

El subsecretario del ministerio del Interior, Rodrigo Ubilla, comentó que si bien hubo menor cantidad de detenidos que en los dos años anteriores "lo que se vivió en tres o cuatro puntos de la región metropolitana marca un hito de violencia".

La policía había identificado previamente unos 170 lugares potenciales de conflicto a los que destinó más de 2.000 efectivos. Pero los incidentes mayores estuvieron esta vez concentrados sólo en algunos sectores.

Hubo también incidentes en algunas ciudades del interior, pero de menor intensidad.

Ubilla manifestó inquietud porque en los desmanes hubo "una mayor cantidad de disparos, de armas y también vemos con preocupación la cantidad de jóvenes que salieron a la calle".

La televisión mostró también una feroz golpiza que policías le proporcionaron a un joven manifestante. La policía chilena ha sido a menudo criticada por el exceso de violencia para controlar incidentes y de golpear o vejar a detenidos.

El aniversario del golpe militar, encabezado por el fallecido dictador Augusto Pinochet, es motivo todos los años de disturbios, que suelen comenzar en los días previos con protestas callejeras estudiantiles. Pero este año las manifestaciones estudiantiles fueron menores.

La conmemoración del golpe que derribó al presidente socialista Salvador Allende comenzaron temprano el martes con romerías y homenajes a la estatua del mandatario erigida frente a la sede de gobierno.