El venezolano Miguel Cabrera,junto a los dominicanos Adrián Beltré y Aramis Ramírez, y el mexicano Marco Estrada se convirtieron en los peloteros latinos más destacados en la jornada del béisbol de las Grandes Ligas que fue dedica a conmemorar el undécimo aniversario de los ataques terroristas que sufrió el país en el 2001.

De costa a costa durante la jornada del martes, los equipos de las Mayores, antes de sus respectivos partidos, observaron un minuto de silencio en memoria por los varios miles de personas inocentes que murieron durante los atentados terroristas ocurridos en Nueva York y Washington.

Cabrera jonroneó y demostró que sigue en la lucha por conseguir la triple corona de bateo después que volvió a botar la pelota fuera del parque.

El tercera base venezolano fue clave en la victoria de los Tigres de Detroit, que ganaron 5-3 a los Medias Blancas de Chicago.

Pero además se mantiene como segundo en dos categorías dentro de la Liga Americana, porque en promedio de bateo se encuentra con .325 sólo detrás de Mike Trout (.332), de los Angelinos de Los Ángeles.

En el apartado de carreras remolcadas suma 117, y está detrás sólo de Josh Hamilton (119), de los Vigilantes de Texas, mientras que en los jonrones está cuarto, con 36, a cuatro del líder, puesto que ocupa también el toletero del equipo tejano con 40.

Esta vez Cabrera (36) lo hizo en el quinto episodio contra los servicios del abridor Jake Peavy.

El venezolano sigue mostrando poder en el bate y antes de que Peavy sacara el tercer y último "out" de la entrada, lo castigó desapareciendo la pelota, sin corredores por delante.

Beltré (31) también pegó batazo de cuatro esquinas, que tuvo que ser revisado por los árbitros del partido, contra su compatriota Ubaldo Jiménez y llevó a los Vigilantes a un triunfo por 6-4 sobre los Indios de Cleveland.

Otro dominicano que hizo sonar el bate fue antesalista Ramírez (23), con bambinazo solitario en la octava entrada y ayudó a que los Cerveceros de Milwaukee a conseguir la blanqueada por 5-0 ante los Bravos de Atlanta para empatar a .500 su marca y ponerse a cuatro de entrar en la lucha por el comodín de la Liga Nacional.

Estrada (3-6), el derecho de Sonora de los Cerveceros, lanzó hasta la séptima entrada sin tolerar carreras y recetó seis ponches para conseguir su tercera victoria de la temporada.

Los Cerveceros ganaron su octavo encuentro consecutivo en el Miller Park y llegaron a la marca de .500 por primera vez desde el 24 de abril.

El equipo de Milwaukee ha ascendido en la contienda por un puesto de comodín a la fase final en la Liga Nacional, al ganar 17 de 22 juegos, y venció a los Bravos, líderes en esa lucha, por segundo día consecutivo.

También en la victoria, el cubano Yoenis Céspedes pego jonrón para los Atléticos de Oakland, que ganaron 6-5 a los Angelinos de Los Ángeles.

Céspedes (17) pegó batazo de cuatro esquinas en el segundo episodio al superar los lanzamientos del abridor Jerome Williams, sin corredores por delante ni outs en el episodio.

El abridor dominicano Edison Volquez lanzó poco más de cinco episodio y dirigió a los Padres de San Diego a una victoria por 6-4 contra los Cardenales de San Luis.

Volquez (10-10) lanzó cinco episodios y un tercio, permitió cuatro imparables, tres carreras, dio seis pasaportes y ponchó a seis para acreditarse el triunfo.

El dominicano realizó 108 lanzamientos, 63 perfectos contra 27 enemigos, y dejó en 4,24 su promedio de efectividad.

Mientras que el venezolano Alexi Amarista se encargó de poner el bate oportuno al pegar un triple impulsador de dos carreras que ayudó a la victoria de los Padres.

Otro abridor, el nicaragüense Erasmo Ramírez, quien lanzó siete episodios para su primer triunfo en las Grandes Ligas y los Marineros de Seattle vencieron 4-3 a los Azulejos de Toronto.

Ramírez (1-2) trabajó siete entradas, permitió seis imparables, dos carreras, dio una base por bolas y retiró a seis por la vía del ponche para sumar su primer triunfo.

El nicaragüense, que hizo su primer inicio desde el 30 de junio, realizó 90 lanzamientos, 66 viajaron a la zona perfecta para dejar en 3,49 su promedio de efectividad y superó a 28 enemigos.

En cerrador puertorriqueño Javier López se acreditó el rescate, el séptimo de la temporada, en el triunfo de los Gigantes de San Francisco, que vencieron 9-8 a los Rockies de Colorado.

También el cerrador nicaragüense Wilton López logró rescate en el triunfo de los Astros de Houston, que blanquearon 1-0 a los Cachorros de Chicago.

López (4) se apuntó salvamento en un episodio, permitió dos imparables y retiró a dos por ponche.