A Tom Brady no le molesta la cicatriz que tiene en la nariz. Después de todo, a su esposa Gisele Bundchen parece gustarle.

El estelar quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra dijo el miércoles que a su esposa supermodelo no le preocupa la pequeña marca en el arco de su nariz.

"Sí, está bien", comentó Brady, al referirse a la lesión que sufrió el domingo en el primer partido de la temporada de la NFL. "A mi esposa le gusta, así que estoy bien".

Ni Brady ni los Patriots confirmaron si el quarterback sufrió una fractura cuando fue derribado por Kamerion Wimbley en el segundo parcial del triunfo de los Patriots por 34-13 sobre Tenesí. Brady completó 23 de 31 pases, para 236 yardas y dos touchdowns.

Nueva Inglaterra (1-0) enfrenta el domingo a Arizona (1-0).