El comisionado de los Derechos Humanos hondureño, Ramón Custodio, expresó hoy su rechazo a la construcción de las polémicas ciudades modelo en Honduras, y reveló que investiga a la empresa estadounidense que llevará adelante el primer proyecto en el marco de esa iniciativa gubernamental.

Las ciudades modelo, según la información oficial disponible, tendrán personalidad jurídica, su propio sistema de administración pública y su propia normativa legal, aunque sujeta a la aprobación del Parlamento hondureño, que dio luz ver al proyecto en 2011.

Si "se quiere tener un país desarrollado debe ser todo el país, no zonas privilegiadas (...) no se puede dividir el territorio nacional porque sería acabar con el país y ponerle un término a la Nación", afirmó Custodio en un comunicado divulgado este miércoles.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, promueve el proyecto de las ciudades modelo, oficialmente llamadas Regiones Especiales de Desarrollo (RED), como una vía para atraer inversiones, generar empleos y mejorar la calidad de vida de los hondureños.

Aunque el proyecto de las RED fue aprobado en 2011 por el Parlamento, recobró notoriedad a principios de este septiembre con la firma del primer contrato para desarrollar la iniciativa, que estará a cargo del estadounidense Consorcio MKG Group.

A juicio del comisionado, con las RED se crearía una "clase privilegiada en una pequeña parcela de territorio, mientras que el resto del país seguiría viviendo en situaciones de pésima educación y en condiciones de extrema pobreza".

"No se puede dividir el territorio nacional porque sería acabar con el país y ponerle un termino a la nación", señaló el ombudsman, quien señaló que creía que las ciudades modelo pertenecía al "cofre de las cosas que no sirven para nada".

De acuerdo al comunicado oficial, Custodio ha abierto una "investigación a fondo" de la empresa estadounidense, que el pasado día 4 firmó en Tegucigalpa un contrato para construir la primera ciudad modelo con la Comisión para la Promoción de Alianzas Público Privadas (Coalianza).

El comisionado de los Derechos Humanos se sumó así a la creciente lista de personas que han alzado sus voces en el país en contra de las ciudades modelo con el argumento de que Honduras perdería soberanía, lo que Lobo ha rechazado reiteradamente.

La Asociación de Abogados Justicia y Acción denunció el martes ante el Ministerio Público a los diputados que aprobaron la creación de las ciudades modelo por el delito de "traición a la patria".

Lourdes Cruz, representante de la Asociación de Abogados, dijo a periodistas que los hondureños no deben permitir que los diputados del Parlamento "vendan el país a pedazos".

Un grupo de personas, entre ellos el exfiscal del Ministerio Público Jari Dixon y la coordinadora del Movimiento de Mujeres por la Paz "Visitación Padilla", Gladys Lanza, también denunciaron ante la Corte Suprema de Justicia a Lobo y al presidente del Parlamento, Juan Orlando Hernández, por "traición a la patria".

A los que acusan al Gobierno de "traición a la patria vamos a acusarlos a ellos de traición al pueblo, porque lo que uno hace no es dañar a su patria o su soberanía, lo que se hace buscar mejores oportunidades", ha respondido Lobo.