Apple Inc. presentó el miércoles el iPhone 5, más delgado y liviano que el modelo anterior, aunque con una pantalla más grande.

El nuevo modelo estará en las tiendas en Estados Unidos y en varios países más a partir del 21 de septiembre. Las otras naciones donde será lanzado ese día son Australia, Canadá, Francia, Alemania, Japón, Singapur y Gran Bretaña, así como la ciudad china de Hong Kong.

Una semana después el teléfono estará disponible en otros 22 países, incluidos Italia, Polonia y España. En Estados Unidos las órdenes preliminares podrán hacerse a partir del viernes 14 de septiembre.

La pantalla es más alta que la del iPhone 4S, según se anticipaba, lo que da espacio a una nueva fila de íconos.

Vendrá con la capacidad de conectarse a las nuevas redes de datos inalámbricas más rápidas, tanto en Estados Unidos como en el exterior. Algunos teléfonos de la competencia tienen esta capacidad desde hace año y medio.

Con el nuevo modelo, Apple abandona el puerto de conexión que usó para el iPod, el iPhone y el iPad durante casi una década en favor de uno más pequeño y estrecho.

Habrá adaptadores disponibles para que el nuevo teléfono se pueda conectar con conexiones de sonido y otros accesorios diseñados para los teléfonos anteriores.

Gracias a la nueva tecnología que elimina una franja separada táctil en la pantalla, el teléfono es 18% más delgado y 20% más liviano, dijo el director de comercialización Phil Schiller en un acto de Apple en San Francisco.

La cámara en la parte posterior del iPhone 5 tiene la misma resolución que el modelo anterior pero toma fotografías más rápidamente y funciona mejor con poca luz, dijo la compañía.

La cámara frontal pasa a ser de alta definición y permite que los usuarios aprovechen las redes de datos más veloces para videoconferencias.

Las acciones de Apple subieron 4,42 dólares, 0,7%, a 665,01 dólares en las transacciones vespertinas.