El ex primer ministro francés Dominique de Villepin fue arrestado hoy para ser interrogado sobre un caso de presunta corrupción por su relación con el anterior presidente de la asociación de hoteles y restaurantes de lujo Relais & Châteaux, Régis Brulot, reveló hoy "Le Monde".

Villepin fue convocado a un cuartel de la Gendarmería del distrito XVI de París para que se explique sobre las supuestas presiones que ejerció sobre la actual dirección de Relais & Châteaux en favor de Brulot.

Al ex primer ministro galo se le aplicó la figura de la "garde à vue", o arresto, que permite en Francia detener a una persona para su interrogatorio con asistencia limitada de su abogado durante un período inicial de 24 horas, prorrogable otras 24.

Brulot está encarcelado desde noviembre de 2011 al haber sido imputado por estafa y abuso de confianza, precisó el diario en su página de internet.

Esas sospechas se derivan de unas escuchas judiciales de 2010 en las que el que fuera primer ministro durante la segunda presidencia de Jacques Chirac (2002-2007) daba a entender que había amenazado al nuevo equipo de ese organismo, presidido por el español Jaume Tapiès, si filtraban informaciones comprometedoras para Brulot.

Los gendarmes y el juez instructor del caso, Jean-Baptiste Poli, también investigan si durante el mandato del anterior presidente de Relais & Châteaux se habían hecho favores irregulares a diversas personalidades.

Siempre de acuerdo con "Le Monde", entre los posibles implicados en este escándalo estarían los célebres cocineros Alain Ducasse o Joël Robuchon y el exministro Xavier Darcos, que compartió Gobierno con el conservador Villepin.

Este último había declarado en diciembre pasado al vespertino, que fue el que sacó a la luz su presunta vinculación al caso, que no tenía nada que ver, que no había intentado influir en el procedimiento judicial y que no estaba al corriente de nada.