La tormenta post-tropical Leslie azotó Terranova el martes con fuertes vientos y lluvias, dejando a varias ciudades sin electricidad y obligando a cancelar todos los vuelos en el principal aeropuerto de la isla.

La tormenta azotaba la región alrededor de St. John's, la capital de Terranova, con vientos que soplaban hasta a 131 kilómetros (81 millas) por hora, lo que provocó daños a techos, árboles y carreteras, dijo el meteorólogo Bob Robichaud de Environment Canada. Las olas alcanzaban los 10 metros (10,9 yardas) de altura en una boya en alta mar.

"Hay vientos muy fuertes del lado derecho del trayecto (de Leslie)", dijo. "Hemos visto algunas lluvias bastante fuertes, intensas, a medida que la tormenta se estaba acercando y una de las cosas que estamos vigilando de cerca son los vientos".

Varias ciudades a lo largo del este de Terranova ya habían perdido el servicio de electricidad y los vuelos fueron cancelados antes de que la tormenta tocara tierra el martes.

Las ramas de los árboles bloquearon varias carreteras y había múltiples informes de techos que se llevó el viento. El servicio de electricidad no funcionaba en Saint John's ni en las comunidades a lo largo de la costa sureste de la península de Avalon, y todos los vuelos en el aeropuerto fueron cancelados.

La tormenta tocó tierra en Fortune, Terranova, hacia las 8.30 horas (1130 GMT), y se encaminó al norte a cerca de 65 kph (40 mph), dijo el Centro Canadiense de Huracanes. En un principio la institución dijo que Leslie era una tormenta tropical cuando tocó tierra, pero después indicó que era una tormenta post-tropical.

El Centro Canadiense de Huracanes pronosticó al menos 12 horas de lluvia intensa sobre terreno montañoso de la provincia nororiental, lo que podría generar escurrimientos, dijo Chris Fogarty, funcionario de la institución.

No se espera que Leslie sea tan perjudicial como el huracán Igor, que causó daños por cerca de 125 millones de dólares canadienses (128,5 millones de dólares estadounidenses) y dejó algunas partes de Terranova sin electricidad por varios días en 2010, dijo el centro de huracanes con sede en Halifax.

___

La periodista Charmaine Noronha de The Associated Press en Toronto contribuyó con este despacho.