El activista Javier Sicilia dijo el miércoles que el Departamento de Estado le solicitó documentos para abogar a favor de una ley de víctimas en México y de una mejor protección a periodistas y defensores de derechos humanos.

La subsecretaria de Estado para la Democracia y Asuntos Globales María Otero "nos pidió documentos para que ellos tuvieran elementos de presión a favor de la aprobación de ley de víctimas y de verdaderos protocolos de protección a periodistas y defensores de derechos humanos", dijo Sicilia sobre la reunión que sostuvo el miércoles con la diplomática.

Sicilia se refería así a un proyecto de ley de protección de víctimas a la violencia causada por la lucha contra el crimen organizado, que el ejecutivo mexicano presentó recientemente para que sea considerado por el flamante congreso recién instalado tras los comicios de julio.

Una primera versión de ley de víctimas fue aprobada en julio por el Congreso pero recibió el veto del mandatario Felipe Calderón.

Al día siguiente de culminar en Washington una gira por 25 ciudades estadounidenses para denunciar las muertes y desapariciones provocadas por el combate al crimen organizado, Sicilia y parientes de 80 personas desaparecidas ofrecieron una conferencia de prensa en la que reiteraron su solicitud de una reorientación en la actual política antidroga.

La acogida que el presidente electo Enrique Peña Nieto dé a sus propuestas cuando asuma el poder en diciembre "dependerá de la presión que hagamos los ciudadanos y los partidos políticos para que la agenda de la paz sea fundamental, porque sin ella no habrá otras. Sin paz no habrá agendas de otra naturaleza".

Carlos Castro, un ingeniero de 51 años, dijo a AP que decidió sumarse a la caravana a raíz de la desaparición de su esposa y dos hijas en 2011.

"Vengo con un mensaje a los secuestradores para que me las devuelvan. Si tienen gente de este lado (de la frontera binacional), que sepan que los estamos buscando. No podemos estar de brazos cruzados", dijo el residente en Xalapa, Veracruz. "No tenemos ni idea qué les pasó (a mi esposa y dos hijas). No teníamos enemigos, tal vez (los secuestradores) se equivocaron de personas".

Estados Unidos ha comprometido 1.400 millones de dólares para apoyar — a través de la Iniciativa Mérida — la lucha contra el crimen organizado en México, que ha causado 47.500 muertes hasta el último trimestre de 2011 según las estadísticas del gobierno mexicano.

La Comisión Nacional Mexicana de Derechos Humanos dijo que en 2011 recibió más de 5.000 denuncias de desapariciones.

Durante su estadía de tres días en la capital estadounidense, Sicilia y su equipo planean reunirse con varios congresistas y aún gestionan ser recibidos la mañana del viernes en la Casa Blanca.

___

Luis Alonso Lugo esta en Twitter como www.twitter.com/luisalonsolugo