El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, recibió hoy la antorcha de la paz de Centroamérica con un llamado a la paz y a la justicia en el mundo y a que no se repitan golpes de Estado militares como ocurrió en Chile, hace 39 años, ni atentados terroristas como en Nueva York, hace 11 años.

"¡Qué nunca jamás tengamos golpes militares como el que se produjo en Chile ni atentados brutales como el que se produjo en Nueva York!", clamó el mandatario en un discurso durante un acto celebrado en la Plaza de la Revolución, en el antiguo centro de Managua.

Ortega recordó que hoy se cumplen 39 años del golpe de Estado contra el presidente chileno Salvador Allende, acto que calificó como "brutal golpe militar" y "un acto de terrorismo contra un pueblo que luchaba por su "independencia y soberanía, en estos nuevos tiempos".

Un "acto de terrorismo que seguiremos condenando", continuó el gobernante, tras recibir la tea de manos de estudiantes de Managua.

El líder sandinista dijo que este día también se cumple el undécimo aniversario "del brutal acto de terrorismo en contra del pueblo norteamericano, cuando fueron voladas las torres gemelas en Nueva York".

Ese es un "hecho condenable y en este día también queremos solidarizarnos con el pueblo norteamericano, con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y con los familiares de las víctimas", agregó.

Ortega llamó, por tanto, a la paz y a la justicia en el mundo y a evitar actos de terrorismo, y a los países centroamericanos a librar ahora una lucha por "la independencia" ante "los nuevos imperios que quieren dominarnos".

"La independencia económica y social", añadió.

La antorcha, que es escoltada por varios estudiantes y que llegó ayer a Nicaragua proveniente de Honduras, continuará hacia Costa Rica donde el día 14 culminará el recorrido.

La Antorcha Centroamericana de la Paz y la Libertad recorre cada año la región con motivo del aniversario de la independencia de la Corona española, el 15 de septiembre de 1821.