Morgan Stanley anunció hoy que ha llegado a un acuerdo con Citigroup para hacerse con la totalidad de la sociedad de riesgo compartido que crearon en 2009, Morgan Stanley Smith Barney, que valora esa firma de intermediación bursátil y gestión de fortunas en 13.500 millones de dólares.

Según los términos del pacto, que está sujeto a la aprobación de las autoridades reguladoras estadounidenses, Morgan Stanley adquiere ahora una participación del 14 % de Citigroup en Smith Barney, al tiempo que irá comprando el 35 % restante con el que cuenta ese banco hasta junio de 2015.

Cuando ambas entidades crearon en junio de 2009 esa sociedad conjunta, de la que nació una de las mayores corredurías del mundo, Morgan Stanley pagó 2.700 millones de dólares y Citigroup se comprometió a mantener un porcentaje significativo durante al menos cinco años en la empresa.

La creación de aquella sociedad formó parte del cambio radical de estructura que Citigroup puso en marcha en 2009 para superar la crisis del sector financiero y que supuso su división en dos grandes entidades diferenciadas para separar la banca minorista tradicional de otras actividades de mayor riesgo.

"Estoy complacido de haber llegado a un acuerdo en el valor de la participación que nos queda en Morgan Stanley Smith Barney. Establecer certidumbre respecto a la venta de este negocio es lo mejor para nuestros accionistas", dijo el consejero delegado de Citigroup, Vikram Pandit, en un comunicado.

El máximo responsable de Citi añadió: "cuanto más dejamos atrás nuestro pasado, más podemos centrarnos en nuestro futuro, que se encuentra en el negocio central de Citicorp".

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Morgan Stanley, James Gorman, calificó el acuerdo como un "importante hito en la implementación" de la estrategia de la firma.

Según detalla el diario The New York Times, los dos bancos habían mantenido una ardua disputa sobre la valoración de la sociedad conjunta, que Morgan Stanley cifraba en 9.000 millones de dólares y Citigroup en 23.000 millones, por lo que pidieron la ayuda de la firma Perella Weinberg, que les envió sus estimaciones el lunes.

Hacia el ecuador de la sesión en la bolsa de Nueva York (NYSE), las acciones de Morgan Stanley se revalorizaban el 2,59 % para cambiarse por 17,04 dólares cada una, mientras que las de Citigroup ganaban otro 2,04 %, hasta los 32,48 dólares.