Un grupo de manifestantes penetró hoy en el complejo de la embajada de EE.UU. en El Cairo, del que arrancaron la bandera estadounidense, durante una concentración de islamistas en protesta por la realización de un vídeo por cristianos coptos residentes en territorio norteamericano que critica a Mahoma.

Fuentes de seguridad informaron a Efe de que varios miles de personas se congregaron en los alrededores de la embajada y algunos lograron saltar el muro del imponente complejo, situado en el centro de El Cairo, y quitar la enseña estadounidense.

Los participantes en la marcha, convocada por grupos islamistas, enarbolaron el Corán, banderas negras en las que se lee "No hay más Dios que Alá", y pancartas contra la citada película.

Asimismo, corearon consignas como "Dios es grande" y "Con nuestra alma y nuestra sangre nos sacrificamos por ti, islam" y pidieron la expulsión del embajador estadounidense.

Es la primera vez que manifestantes escalan el muro de la legación diplomática estadounidense en El Cairo, después de retirar las vallas de seguridad que impedían el tráfico en las calles colindantes al complejo.

Por su parte, la Embajada de Estados Unidos emitió un comunicado en el que condenó "los intentos de algunas personas de dañar los sentimientos religiosos de los musulmanes", en alusión al vídeo realizado por los coptos.

La nota expresó el respeto de Estados Unidos a las creencias religiosas, que son "una piedra angular de la democracia estadounidense", y subrayó su rechazo a acciones que usan el derecho de la libertad de expresión para perjudicar el culto de otros.

Esta protesta coincide también con el undécimo aniversario de los atentados del 11S, los más graves de la historia de Estados Unidos, en los que murieron 2.983 personas.