Los "indignados" del movimiento Ocupa Wall Street celebrarán el primer aniversario de su pulso a Wall Street con tres días de actividades y eventos que culminarán el 17 de septiembre en el corazón del distrito financiero en Nueva York.

"Ocupa Wall Street no tirará la toalla hasta que el 99 % tenga lo que se merece, justicia económica", anunciaron hoy los organizadores del movimiento, que planea volver a la plaza de donde fueron desalojados en noviembre pasado tras dos meses de acampada.

Bajo el lema "Todos los caminos llevan a Wall Street", celebrarán del 15 al 17 de septiembre desde asambleas populares y conciertos hasta una protesta frente a la sede de la bolsa de Nueva York y una concentración final en la plaza Zuccotti.

Ocupa Wall Street, que espera jornadas de solidaridad en decenas de ciudades estadounidenses, advirtió que "pese a un alcalde millonario y la Policía de Nueva York", seguirán haciendo frente "al 1 %" un año después de haber sufrido "miles de arrestos".

El movimiento hizo hoy una mención especial a la Policía, con la que ha tenido distintos enfrentamientos en los últimos doce meses y a la que criticó por el desalojo "ilegal y por la fuerza" del campamento que habían instalado en la plaza Zucotti.

"Ahora que arrancamos el segundo año, nuestro objetivo sigue siendo luchar contra la deuda desmesurada, los embargos inhumanos y las políticas públicas que explotan a los pobres y trabajadores", indicaron los organizadores.

Convertidos en "Personaje del Año" para la revista "Time", los indignados de Wall Street se propone así seguir trabajando para construir un futuro mejor "en donde los ciudadanos sean más importantes que los beneficios corporativos".