El español Esteban Granero, recién llegado al QPR, afirmó hoy, martes, que su fichaje por el club londinense de la Premier League le va a permitir "crecer como jugador".

"No fue una decisión difícil venir aquí. El Real Madrid es un gran club, he jugado allí desde que tenía ocho años. Pasé tres años en el primer equipo y siempre les estaré agradecido, pero era el momento de cambiar, y el mejor modo era venir al QPR", explicó Granero en una comparecencia ante los medios.

El exmadridista, de 25 años, ha firmado un contrato de cuatro años con el Queens Park Rangers, que pagó un traspaso al club blanco cercano a los 9 millones de libras (unos 11,3 millones de euros).

"Desde hace dos semanas todos mis pensamientos se centran en el QPR, no echo de menos nada del Real Madrid. Quería ser parte de este club y estoy seguro de que este proyecto será bueno para mí y bueno para el QPR", apuntó el centrocampista de Pozuelo de Alarcón.

Granero afirmó además que ha interrumpido los estudios de psicología que cursaba en Madrid para centrarse en su trabajo en el club londinense.

"Sólo me queda uno o dos años (de la carrera), pero voy a hacer una pausa. Empezaré en Madrid otra vez después de ese descanso", apuntó el centrocampista español.

El exmadridista subrayó que se siente a gusto en el fútbol inglés: "Me gusta la velocidad y la potencia con la que se juega en la Premier. Soy un jugador agresivo, en el buen sentido, y me adaptaré bien a este tipo de fútbol", apuntó Granero.

El futbolista, que se enfrentará el próximo sábado al Chelsea, en el que juega su compatriota y excompañero en el Castilla Juan Mata, comentó que le gusta "jugar contra amigos".

"Coincidí con él (Mata) en la academia del Real Madrid. Somos amigos hasta dos horas antes del partido", afirmó Granero.