La empresa de registro de dominios de internet GoDaddy informó hoy en un comunicado que los problemas operativos que experimentó durante la jornada del lunes se debieron a fallos internos y no a la intervención de "hackers".

Entre las 10.00 y las 16.00 horas de ayer (17.00 y 23.00 GMT), la mayoría de los servicios de GoDaddy, que aloja a más de 53 millones de dominios de internet, quedaron inutilizados y el usuario de Twitter AnonymousOwn3r se atribuyó el incidente.

El supuesto ataque del "hacker" se vinculó con el colectivo de Anonymous, conocido por sus asaltos contra los sistemas de seguridad de diferentes compañías en la red.

"La caída del servicio no fue causada por influencias externas. No fue un 'hack'. Hemos determinado que se debió a una serie de sucesos internos en nuestra red. Una vez que los problemas fueron identificados tomamos las medidas para restaurar los servicios", aseguró Scott Wagner, consejero delegado interino de GoDaddy.

Wagner manifestó que habían puesto en marcha una serie de acciones para prevenir que los sistemas volvieran a caer.

GoDaddy negó que la crisis de sus sistemas hubiera puesto en peligro la información confidencial de sus clientes.

Wagner pidió disculpas por los problemas ocasionados y reconoció que lo ocurrido había hecho que defraudaran a sus usuarios.

El presunto "hacker" AnonymousOwn3r se limitó a mostrar su sorpresa en Twitter tras el comunicado de GoDaddy en el que negó el ataque.