Un ex militar salvadoreño acusado de colaborar en el homicidio de seis sacerdotes jesuitas en 1989 se declaró culpable de haber violado las leyes de inmigración de Estados Unidos.

Inocente Orlando Montaño fue uno de los 20 salvadoreños procesados separadamente en España por su presunta participación en la matanza.

Montaño, de 70 años, había vivido en la zona de Boston durante una década cuando fue detenido el año pasado por haber realizado declaraciones falsas en sus documentos de inmigración. El gobierno federal sostiene que el acusado respondió "no" a varias preguntas, entre ellas si había servido en una unidad militar.

Bajo un acuerdo con la fiscalía, Montaño se declaró el martes culpable de tres cargos de fraude inmigratorio y tres de perjurio.

Será sentenciado el 18 de diciembre. Los abogados del gobierno indican que, según las directrices penales, podría ser condenado hasta con dos años de prisión.

____

Gráfico AP sobre deportaciones:

http://hosted.ap.org/interactives/2012/migracion/