El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un informe que insta a los Estados miembros a investigar las acusaciones de participar en el programa de vuelos y detenciones secretas de la CIA en la Unión Europea (UE) y, en especial, en Lituania, Polonia y Rumanía.

El informe, que fue aprobado con 568 votos a favor, 34 en contra y 77 abstenciones, subraya la preocupación de la Eurocámara por las dificultades que han encontrado las investigaciones parlamentarias y judiciales nacionales a la hora de esclarecer la participación de algunos Estados miembros en dicho programa.

Los eurodiputados dejan claro que "solamente auténticos motivos de seguridad nacional pueden justificar el secreto" de Estado, y lamentan la falta de transparencia, la clasificación de documentos o el predominio de intereses nacionales y políticos, así como la "inexistencia de técnicas de investigación rigurosas y de cooperación entre las autoridades de investigación en toda la UE".

Para la ponente del texto, la eurodiputada francesa de Los Verdes Hélène Flautre, esta iniciativa es "una victoria" para el Parlamento Europeo, que mantiene su "exigencia de verdad ante el rechazo y el olvido".

El informe, que ha sido elaborado con nuevas pruebas procedentes de bases de datos aéreas gestionadas por Eurocontrol -la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea-, detalla la existencia de un amplio sistema secreto e ilegal que ha llevado a actos de tortura y desapariciones forzadas, según ha explicado el PE en un comunicado.

Los eurodiputados subrayan que la investigación parlamentaria llevada a cabo en Rumanía ha concluido y no se han encontrado pruebas que demuestren la existencia de un local de detenciones secretas de la CIA en territorio rumano.

En cambio, han pedido a las autoridades judiciales que inicien una "investigación independiente sobre los presuntos centros de detención secretos de la CIA en Rumanía, en particular a la luz de las nuevas pruebas sobre los vuelos realizados entre Rumanía y Lituania".

Igualmente, reclaman a las autoridades lituanas que "cumplan su compromiso de volver a abrir la investigación penal sobre la participación de Lituania en el programa de la CIA", en vista de las nuevas pruebas sobre los vuelos realizados entre ambos países.

También solicitan a Polonia que prosiga con la investigación penal que efectúa sobre las detenciones secretas, pero lamentan "la falta de comunicación oficial sobre el alcance, la realización y la situación de dicha investigación".

El informe urge asimismo a España, Finlandia, Dinamarca, Portugal, Italia, Reino Unido, Alemania, Irlanda, Grecia, Chipre, Rumanía y Polonia a que revelen toda la información necesaria sobre los aviones sospechosos asociados con la CIA en sus respectivos territorios.