El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha defendido hoy ante sus homólogos de Alemania, Guido Westerwelle, y de Bélgica, Didier Reynders, la deuda mancomunada a corto plazo en la zona del euro o eurobonos.

En declaraciones a la prensa, Margallo ha explicado que en la reunión del llamado "Club de Berlín" -un encuentro informal de ministros europeos que busca una reflexión sobre el futuro de Europa y sus instituciones- dijo a sus homólogos que es posible introducir los eurobonos sin cambiar los tratados comunitarios si se establecen bajo ciertas condiciones.

"Quiero demostrar que no es necesario esperar para los bonos mancomunados a la reforma de los tratados", apuntó, y añadió que los eurobonos conforman "un mecanismo que se ajusta a la disciplina fiscal, las reformas estructurales y la competitividad".

Margallo ha añadido que "se puede asumir sin problemas la mutualización de la deuda si el Estado que pide préstamos debe pagar tipos de interés definidos según su grado de cumplimientos de obligaciones en sus propias cuentas públicas", señaló.

El borrador final de las conclusiones del "Club de Berlín", un grupo sin poder decisorio pero sí influyente, incluirá esa propuesta española de responsabilización conjunta de una parte de la deuda, concretamente el 60 %, según el ministro.

El ministro español ha defendido los eurobonos, "porque sin solidaridad no habrá proyecto político" europeo.

No obstante, ha señalado, "deben establecerse de forma que favorezcan la responsabilidad, el hacer buena letra para merecer la ayuda."

Margallo ha relatado que Europa debe avanzar en tres fases: "consolidación fiscal, fondo monetario europeo y eurobonos".

Sin embargo, ha apuntado que "no se puede esperar al paso final para empezar a avanzar en el camino."

El Club de Berlín, que reúne de manera informal a los ministros de Exteriores de los países considerados más europeístas, nació a iniciativa de Alemania como un intento por reabrir el debate institucional europeo, y es un foro informal que funciona al margen de las instituciones.