El Gobierno de Japón adquirió hoy de manos de su propietario privado el terreno de tres islas del archipiélago de las Senkaku, foco de una disputa territorial con China y Taiwán, informó la agencia local Kyodo.

El Ejecutivo nipón firmó hoy el contrato de adquisición de esos terrenos con el que hasta ahora era su dueño japonés, en una transacción valorada en 2.050 millones de yenes (unos 20,5 millones de euros).

El Gabinete dio hoy luz verde al desembolso de fondos de reserva destinados a sufragar la compra después de que varios ministros, entre ellos los de Exteriores y Finanzas, aprobaran este lunes la operación.

Las islas Senkaku son conocidas como Diaoyu por Pekín, que había criticado duramente el plan nipón de comprar las tierras y advertido de que cualquier acción unilateral de Tokio en el archipiélago es "ilegal e inválida".

El Ministerio de Asuntos Exteriores japonés indicó que tiene previsto enviar hoy mismo a su director general para Asia Pacífico, Shinsuke Sugiyama, a China para intercambiar opiniones con autoridades de Pekín en relación a la compra de las islas.

Con respecto al acuerdo de compra, el Gobierno ha especificado que será la Guardia Costera japonesa la encargada del mantenimiento y administración de estos tres islotes.

El ministro portavoz de Japón, Osamu Fujimura, indicó hoy que el cambio de dueño "no debería suponer un problema para otros países", puesto que hasta ahora, recordó, el Ejecutivo administraba las tres islas a través de un contrato de arrendamiento.

La disputa territorial sobre las Senkaku (Diaoyu para China y Tiaoyutai para Taiwán) se ha reavivado en las últimas semanas, después de que activistas chinos y japoneses llevaron a cabo, con pocos días de diferencia, desembarcos no autorizados en esas islas.

Situado en el Mar de China Oriental, a unos 150 kilómetros al noreste de Taiwán y 200 al oeste del archipiélago nipón de Okinawa, el archipiélago de las Senkaku/Diaoyu tiene una superficie de unos siete kilómetros cuadrados y se cree que cuenta con importantes recursos marinos y energéticos.