Alexander Yefimov, entrenador de la bielorrusa Nadezhda Ostapchuk, despojada de la medalla de oro en lanzamiento de peso en los Juegos Olímpicos de Londres por dopaje, admitió haber dopado a la lanzadora sin su conocimiento.

La atleta dio positivo por metenolona, una sustancia prohibida que el técnico puso en la comida de la lanzadora porque "estaba preocupado" por los pobres resultados que estaba obteniendo en los entrenamientos previos a los JJOO, según un comunicado de la Agencia Antidopaje de Bielorrusia.

Este organismo ha sancionado durante un año a Nadezhda Ostapchuk, teniendo en cuenta su ignorancia sobre el dopaje, y ha castigado al entrenador con una suspensión por cuatro años.