El comienzo de la temporada regular en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ya trajo también las primeras secuelas de las lesiones que afectó Darrelle Revis, el esquinero estelar de los Jets de Nueva York.

El equipo anunció el lunes que Revis sufrió una leve conmoción cerebral, en el partido que el domingo los Jets disputaron contra los Bills de Buffalo y ganaron por 48-28.

Su condición de cara al partido del próximo domingo, que los Jets disputaran contra los Steelers de Pittsburgh, es incierta y no se sabe si podrá jugar.

"Parece sentirse bien, pero aparentemente los primeros resultados no son buenos", declaró el entrenador en jefe de los Jets, Rex Ryan. "Los profesionales médicos serán los que decidan y entonces vemos como evoluciona durante la semana para considerar la mejor opción".

Revis sufrió la conmoción en una jugada en el último cuarto del partido contra los Bills cuando perseguía al corredor, C.J. Spiller, y cayó boca abajo después de intentar bloquearlo.

Mientras estaba en el suelo, fue pateado accidentalmente en la cabeza por el apoyador, Bart Scott, que también perseguía a Spiller.

Revis necesitó algunos minutos antes de incorporarse y caminó lentamente a las laterales, donde fue examinado por el cuerpo médico. Ya no regresó al partido.

Después, Revis estaba en el vestuario hablando con sus compañeros, pero no conversó a los periodistas de acuerdo a las reglas establecidas 9 políticas de medios de la liga para jugadores con lesiones en la cabeza, no permitió que el jugador estuviera disponible para ser entrevistado.

Después del partido, Revis estaba bien, de acuerdo a una fuente, pero el diagnóstico de la conmoción se realizó el lunes por la mañana, señaló Ryan.

Las conmociones son un tema candente, y la NFL ha instruido a los equipos ser cuidadosos con las lesiones en la cabeza.

Ryan destacó que "pecará por exceso de precaución", confiando en el cuerpo médico.

El protocolo de la NFL no impide que Revis juegue esta semana, pero debe superar las pruebas de conmoción cerebral antes de recibir la autorización para hacerlo.

Revis, considerado ampliamente como el mejor esquinero de la liga, dejó la mesa servida para el primer touchdown de los Jets con una interceptación.

También contuvo al receptor abierto de los Bills, Stevie Johnson, quien fue el único jugador que venció a Revis la temporada pasada para anotar un touchdown.

Los Jets echaran en falta su ausencia, si al final no juega, cuando se enfrenten a los Steelers, quienes cuentan con tres receptores veloces, como son Antonio Brown, Mike Wallace y Emmanuel Sanders.

El esquinero Kyle Wilson, que también interceptó un balón en el primer partido de la temporada, iniciaría probablemente en el lugar de Revis.