Las buenas perspectivas económicas de América Latina "fortalecerán" el crecimiento de la Unión Europea, de ahí la importancia de impulsar las inversiones y relaciones comerciales con aquella región, afirmó hoy el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

Durante la inauguración de la reunión "Retos y oportunidades de la economía mundial desde una perspectiva iberoamericana", en la que participan ministros de Economía y Finanzas de Latinoamérica, De Guindos dijo que España, a pesar de las dificultades que atraviesa, es competitiva y está corrigiendo los desequilibrios del pasado.

No obstante, indicó que más allá de los "esfuerzos domésticos", la aportación del resto del mundo es también fundamental para la recuperación de la economía.

En este sentido, dijo que es importante que el sector público fomente la inversión y los marcos empresariales para favorecer las relaciones con Iberoamérica.

"Estoy convencido de que en un futuro próximo Iberoamérica será uno de los motores de crecimiento", señaló.

"La apuesta de España por América Latina está fuera de toda duda, así como el compromiso de los empresarios", dijo el ministro, al tiempo que recalcó que España es el primer inversor internacional en este continente.

Además, se refirió al incremento del 20 % de las exportaciones españolas a Latinoamérica en 2011, cuando alcanzaron un máximo histórico, y al "enorme potencial" que tiene esta región, que crece a tasas superiores a la media mundial.

El secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, destacó que el debate sobre la crisis económica que sufre Europa es importante para América Latina por los efectos que pueda tener en estas economías y en su dinamismo.

Aludió a las "experiencias" que pueden trasladar estos países sobre las crisis que han sufrido en los años 80 y 90 del siglo pasado para "ver lo que hicieron bien y lo que hicieron mal".

"Estamos en unos momentos en los que se están tomando decisiones importantes, y esto preocupa a todos", aseguró Iglesias, al tiempo que abogó porque el comercio internacional empuje a la recuperación en Europa.

En la reunión ministerial, preparatoria a la Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Cádiz el 16 y 17 de noviembre, participan representantes de Panamá, Guatemala, Uruguay, México, Costa Rica, Portugal y España.