Las fuerzas de seguridad de Guatemala desmantelaron hoy un laboratorio utilizado para la elaboración de drogas sintéticas, ubicado en una población rural del suroeste del país, el segundo de este tipo descubierto en menos de una semana, informaron fuentes oficiales.

Una portavoz del Ministerio del Interior dijo a Efe que el "narcolaboratorio" funcionaba en una bodega ubicada en las afueras de la ciudad de Mazatenango, en el departamento de Suchitepéquez, a 170 kilómetros al suroeste de la capital.

"No fue posible capturar a ninguna persona, debido a que quienes custodiaban el lugar huyeron al notar la presencia de los agentes", precisó la fuente.

En el lugar fueron encontrados al menos 1.500 toneles con precursores líquidos para fabricar drogas sintéticas, así como 143 sacos con pasta de metanfetaminas, cien toneles con potasio líquido, más de 50 con soda cáustica, al menos veinte sacos de droga ya procesada "lista para ser distribuida y consumida", y equipos y combustibles para el procesamiento.

El pasado 5 de septiembre, agentes de la unidad antinarcóticos de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, descubrieron un laboratorio similar en la aldea San Isidro, del municipio de La Democracia, departamento de Huehuetenango, fronterizo con México.

Las autoridades indicaron que se trataba del "narcolaboratorio más grande e industrializado" que haya sido desmantelado en Guatemala, país que en los últimos años se ha convertido en territorio dominado por los narcotraficantes internacionales para producir drogas sintéticas.

Según las estadísticas de la PNC, en lo que va de este año las fuerzas de seguridad han decomisado drogas, bienes y armas al narcotráfico que superan los 10.378,3 millones de quetzales (1.297 millones de dólares).