La Corte Suprema de Chile rechazó hoy y consideró una "intromisión inaceptable" unas críticas de la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, contra un fallo judicial que rechazó la tramitación ambiental de la central térmica Castilla, del magnate brasileño Eike Batista.

En ese fallo emitido el 28 de agosto, el alto tribunal acogió un recurso de protección presentado por una comunidad de vecinos y solicitó un nuevo informe de impacto ambiental que incluya las dos partes del proyecto, que son las centrales y un puerto anexo, que la empresa de Batista MPX quiere construir en el norte de Chile.

En una entrevista publicada ayer por el diario El Mercurio, la ministra consideró que "el razonamiento del fallo incurre en errores" porque a su juicio solo se debe prohibir el fraccionamiento de proyectos en caso de que se busque evitar que una parte del mismo se someta al proceso de evaluación ambiental.

Además, la ministra acusó a la Corte Suprema de pronunciarse sobre un asunto que en su opinión es competencia de la Administración.

Los integrantes de la Corte Suprema se reunieron este mismo lunes para analizar las críticas de Benítez pero, al no poder lograr el quórum necesario, convocaron para hoy un pleno extraordinario, tras el cual emitieron una declaración pública.

En ella, el alto tribunal estima que las declaraciones de la ministra "constituyen derechamente una intromisión indebida e inaceptable en las atribuciones que exclusiva y excluyentemente la Constitución Política entrega a los tribunales de justicia".

"El pleno de la Corte Suprema manifiesta su total, absoluto y decidido rechazo a las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente, que han sobrepasado la sola crítica y constituyen afectación de la independencia y autonomía de los tribunales", añaden.

El ministro de Justicia, Teodoro Ribera, respaldó este martes a su colega de Medio Ambiente, al señalar que respeta la independencia del Poder Judicial, pero advierte que toda autoridad pública tiene derecho a emitir su opinión.

"El Gobierno cree en el respeto por la independencia del Poder Judicial como fundamento del sistema democrático de derecho tal como ha sido su conducta inalterada durante el ejercicio del actual mandato presidencial", resaltó Ribera.

Sin embargo, "de igual forma, manifiesta su convicción de que todo ciudadano o autoridad pública tiene el legítimo derecho de emitir su opinión de cualquier poder del Estado para contribuir con ella a la generación de una opinión pública informada, siempre y cuando lo haga con el debido respeto y sin afectar sus atribuciones o competencias constitucionales".

Ribera añadió que en el caso específico de Benítez, encargada de velar por el correcto funcionamiento del sistema institucional medioambiental, sus palabras "han sido expresadas en calidad técnica y como responsable del área en cuestión y con total respeto hacia la Corte Suprema y no han tenido ninguna intención de afectar la independencia del Poder Judicial".

La central térmica, que constará de seis unidades generadoras a carbón, además de otras dos unidades de respaldo a diesel, se levantaría en una área costera donde habitan colonias de tortugas, lobos marinos y pingüinos.

Sus detractores temen que la central cause enormes daños en esos ecosistemas, mientras que sus partidarios argumentan que es necesaria para alimentar a las empresas mineras, motor económico del país, que abundan en el árido desierto de Atacama.