El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó que los procesos políticos que se desarrollan en América Latina reivindican el esfuerzo y el "sacrificio supremo" del presidente chileno Salvador Allende, en el 39 aniversario del golpe de Estado en su contra y de su muerte.

"Lo que hoy está ocurriendo en América Latina, aquí en Venezuela y en muchos otros países de nuestro América reivindica el esfuerzo y, por qué no decirlo, el sacrificio supremo de aquel compañero", dijo Chávez al inicio de una conferencia de prensa.

El presidente venezolano dijo que "para un revolucionario" es "imposible que esta fecha pase sin rememorarla, sin reflexionarla, sin levantar las banderas de la batalla y de la victoria".

Señaló que aquel golpe de Estado, encabezado por el exdictador chileno Augusto Pinochet, y que supuso el bombardeo del Palacio de la Moneda, en medio del cual Allende se quitó la vida, llevó a teóricos del antiguo campo socialista a afirmar que no se podía llegar a ese modelo político por la vía pacífica.

"No es que no sea viable por la vía pacífica ir construyendo los senderos del socialismo", dijo Chávez, al subrayar "el tiempo, las circunstancias" en que Allende trató de sacar adelante su proyecto político.

"Una revolución bien puede ser impulsada por los caminos pacíficos, pero no puede estar desarmada", agregó.

"Cuánto me hubiera gustado conocerle", añadió el presidente, que terminó exclamando: "que viva Allende y que viva el socialismo".

Algunos incidentes aislados se registraron hoy en Chile al comienzo de la conmemoración del 39 aniversario del golpe encabezado por Pinochet que, el 11 de septiembre de 1973, derrocó a Allende e instauró una dictadura de 17 años.