Brasil estudia extender el plazo para que Venezuela presente garantías bancarias para participar en la refinería binacional Abreu e Lima, afirmó hoy la presidenta de la estatal brasileña Petrobras, María das Graças Foster.

Foster afirmó que Petróleos de Venezuela (PDVSA) está en la fase "final" de conseguir el aval bancario, un proceso que tiene como plazo límite el próximo noviembre.

"Si en noviembre no presentan las garantías voy a discutir un nuevo plazo, porque quiero que ellos (PDVSA) hagan parte de este proyecto", dijo Foster en una audiencia en el Senado.

Las dos empresas acordaron en 2005 construir esta refinería conjunta en el estado brasileño de Pernambuco (nordeste) con capacidad para procesar 230.000 barriles diarios de petróleo, en la que Petrobras tendría un 60 % y PDVSA un 40 %.

Petrobras inició en 2007 la construcción de la refinería con recursos propios a la espera de que PDVSA haga sus aportes y asuma su parte en la deuda que la estatal brasileña contrajo con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) para financiar la obra.

El BNDES, principal banco de fomento del Gobierno brasileño, no ha aceptado hasta ahora las garantías ofrecidas por la petrolera venezolana para concederle el préstamo.

Petrobras ha dado diferentes plazos para que su socia presente las garantías y la última fecha límite establecida vencerá el próximo noviembre.

Para garantizar la entrada de PDVSA en la sociedad es necesario que la estatal venezolana adquiera el 40 % de las acciones de Abreu e Lima, se responsabilice por el mismo porcentaje de la deuda contraída y dé la parte que le corresponde asumir de lo gastado hasta ahora por Petrobras en las obras.

En su comparecencia en el Senado, Foster también negó que se hayan inflado los precios de la obra, como ha denunciado el Tribunal de Cuentas.

La presidenta de Petrobras dijo que el aumento del precio de la obra se debió a errores en el proyecto, a las variaciones en el tipo de cambio y a que el presupuesto no contabilizó los intereses que las empresas deben pagar por el crédito.