El secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), Carlos Álvarez, designado jefe de la misión de Unasur que acompañará las elecciones en Venezuela, se instalará en Caracas el 1 de octubre y espera reunirse con Hugo Chávez y con Henrique Capriles antes de los comicios.

En declaraciones a Efe en Montevideo, donde tiene su sede ALADI, "Chacho" Álvarez, ex vicepresidente de Argentina, reveló detalles de la misión que le llevará a Venezuela y de las consultas previas.

Su primer destino será Lima, donde el 17 de septiembre se reunirá con el canciller peruano, Rafael Roncagliolo, "para analizar todo lo que tiene que ver con la misión".

Álvarez fue propuesto el lunes por la presidencia pro témpore de la Unasur, que ejerce Perú, para que "a título personal" encabece la misión de "acompañamiento" solicitada por Venezuela para las elecciones del 7 de octubre, en las que el actual presidente, Hugo Chávez, buscará una tercera reelección consecutiva.

Su principal rival es el exgobernador Henrique Capriles, candidato de la oposición unida, que considera que el motivo de que el Gobierno haya solicitado "acompañantes" y no "observadores" del proceso electoral es porque prefiere que "menos ojos" puedan ver sus "triquiñuelas", según dijo a Efe a fines de agosto pasado.

La misión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) estará integrada por unas cuarenta personas en representación de los once países que la integran -son doce pero Paraguay está suspendido- y tendrá por objetivo "acompañar y observar" el proceso electoral del 7 de octubre, señaló, no obstante, Álvarez.

El ex vicepresidente argentino destacó que será "la primera vez" que el recientemente creado Consejo Electoral de la Unasur "envíe una misión de observación".

La mayoría de los integrantes de la delegación "tendrá un perfil técnico" y "con experiencia" en procesos electorales.

Además de Álvarez como jefe, la misión tendrá un coordinador general y dos asistentes, uno para temas jurídicos y otro para los asuntos logísticos.

A partir de 1 de octubre, el ex vicepresidente argentino se instalará en Caracas, donde tiene pensado reunirse con el Consejo Nacional Electoral, las autoridades de la Asamblea Nacional, del Poder Ciudadano, Defensoría del Pueblo y Contraloría General, destacó.

También tendrá una reunión de coordinación con los integrantes de la delegación de la Unasur.

Álvarez quiere reunirse también con los candidatos a la presidencia, que son siete incluyendo a Chávez y Capriles.

Además, está previsto que la delegación de la Unasur tenga contactos con observadores de otras organizaciones que viajen con el mismo propósito a Venezuela.

La idea es "tener la mayor cantidad posible de información" sobre todo el proceso electoral, sobre los temas informáticos, las máquinas de votación y la infraestructura electoral, entre otros.

Álvarez dijo tiene pensado permanecer en Venezuela al menos hasta dos días después de las elecciones para "elaborar un documento" con "comentarios y las recomendaciones" que será elevado tanto a la Unasur como a las autoridades venezolanas.

El ex vicepresidente argentino destacó que años atrás, mientras fue presidente de la Comisión Electoral del Mercosur, participó como observador en elecciones celebradas en Bolivia y Brasil y en un referéndum venezolano.

El Centro Carter de Estados Unidos declinó enviar una misión a las elecciones de Venezuela bajo la figura de "acompañante", porque, según explicó, el acompañamiento consiste en invitar "a individuos extranjeros a observar las actividades relativas al día de la votación, mediante una presencia política mayormente simbólica", mientras que la observación implica "evaluar el proceso electoral en su conjunto".