Al menos 29 personas han muerto y 11 resultaron heridas al despeñarse un autobús en un área remota del oeste de Nepal, informó hoy la Policía local.

El accidente se produjo anoche en el distrito de Kalikor, cuando el conductor perdió el control del vehículo y éste se precipitó por un barranco de 400 metros profundidad, precisó a Efe el inspector Barun Bahadur Singh, contactado teléfonicamente desde Katmandú.

La fuente indicó que los heridos han sido ingresados en centros médicos cercanos.

Los accidentes de tráfico son frecuentes en Nepal debido al mal estado de los vehículos y lo sinuoso de las carreteras.

Trece personas murieron al despeñarse otro autobús el día 13 del pasado agosto en el distrito de Gulmi, también en el oeste del país.